Nepal, en "situación de crisis" por el covid-19

·3 min de lectura

Cinco enfermos de covid-19 murieron por asfixia esta semana en un hospital por falta de oxígeno en el sur de Nepal, país que vive un fuerte aumento de casos y cuyo sistema sanitario es todavía más vetusto que el de India.

El número de nuevos casos diarios se multiplicó por 60, lo que eleva el total a 9.000 desde abril. Cerca de mil personas han muerto en los últimos diez días.

Desde el inicio de la pandemia, Nepal ha registrado 422.349 casos y 4.252 muertos, pero como en India, este balance parece que no refleja la realidad.

Cerca de la mitad de personas sometidas a diagnóstico son positivas y siguen llegando casos graves a los hospitales, donde las botellas de oxígeno se vacían mucho más rápido de lo que se llenan.

En Katmandú, hay centros hospitalarios que han anunciado que no pueden admitir nuevos enfermos, cuyas familias buscan desesperadamente una cama.

Cinco enfermos en cuidados intensivos en un hospital de Rupendehi (sur) fallecieron por asfixia esta semana.

"Nuestros vehículos hacían fila con botellas para recargar en tres estaciones de recarga diferentes, pero ninguna pudo llegar a tiempo", dijo a la AFP Bishnu Gautam, médico del hospital provincial de Lumbini.

- Falta de oxígeno -

Gaurav Sharda, presidente de la Asociación de Industria del Oxígeno de Nepal, explica que la demanda ha aumentado por encima de la capacidad de producción.

"Todas las plantas de oxígeno de Katmandú operan 24 horas al día y suministran oxígeno a la máxima capacidad. Solo podemos rellenar 8.000 botellas al día, pero la demanda es mucho mayor", explica Sharda.

Samir Kumar Adhikari, jefe del centro de operaciones de urgencia del ministerio de Salud, declaró al país en "situación de crisis".

"Si el 20% de miles de personas aisladas en su domicilio necesitaran camas de hospital y cuidados, no podríamos hacerle frente", precisó.

Las razones del recrudecimiento de la enfermedad en Nepal son parecidas a las de su vecino indio.

Pese a que había registrado un fuerte aumento de casos a principios de abril, dos meses después de India, el gobierno siguió autorizando e incluso organizando festividades religiosas y congregaciones políticas.

Muchos nepalíes fueron al festival indio de Kumbh Mela, en el que participan millones de devotos hindús y numerosos viajeros indios pasaron por Nepal hasta que se suspendieron los vuelos internacionales procedentes de India.

- Llamado de ayuda internacional -

La asociación médica nepalí instó a los políticos a que "aplacen sus cálculos políticos" y prioricen salvar vidas.

Nepal depende de India para la mayor parte de las importaciones, pero el gigante asiático tuvo que congelar sus exportaciones de vacunas en marzo para inmunizar a su propia población y solo suministró a Nepal la mitad de lo que había reservado.

En este país de 30 millones de habitantes, solo se han administrado 2,4 millones de vacunas procedentes de India y China. Solo un 1% de la población ha recibido las dos dosis.

Nepal recurre ahora a China. Esta semana, enviaron un avión para buscar la primera carga de 400 botellas de oxígeno. Pekín ha proporcionado 800.000 dosis de su vacuna a Nepal.

Nepalíes del extranjero se movilizaron para obtener ayuda de urgencia para el país en Twitter el miércoles con la etiqueta #vaccines4nepal (vacunas para Nepal), mientras los senadores estadounidenses discutían sobre la ayuda a aportar al país.

La coordinadora residente de Naciones Unidas en Nepal, Sara Beysolow Nyanti, declaró que el país necesita ayuda "urgente".

"Tenemos una carga similar a la de India pero menos capacidad para hacerle frente", declaró a la AFP, al tiempo que instó al mundo a que "tome conciencia de la vulnerabilidad de Nepal".

El lunes, el gobierno pidió ayuda, en particular de oxígeno, equipos de cuidados intensivos y vacunas.

"Si la ayuda que solicitamos no llega, nos dirigimos a una situación terrible muy difícil de gestionar", declaró Adhikari, un funcionario del ministerio de Salud.

str-pm/stu/lth/ial/af/es