Los neonatólogos reclaman una mayor inversión y ser una subespecialidad

Agencia EFE
·6 min de lectura

València, 15 nov (EFE).- El presidente de la Sociedad Europea de Neonatología, Máximo Vento, advierte de que la prematuridad "está aumentando" en todos los países europeos y, aunque en el campo de la neonatología España se encuentra en un nivel "medio alto", se necesita una mayor inversión en infraestructura, personal e investigación así como que sea reconocida como subespecialidad pediátrica para llegar a la élite internacional.

Así lo ha asegura en una entrevista con la Agencia EFE el pediatra y neonatólogo valenciano, que ha sido reelegido por unanimidad como presidente de la Sociedad Europea de Neonatología por un nuevo periodo de tres años después de su designación en 2017, y quien afirma que la supervivencia de los bebés prematuros "es mucho más alta de lo que la gente cree".

NEONATOLOGÍA, SUBESPECIALIDAD MÉDICA

Según Vento, quien recuerda que el 17 de noviembre se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro, el avance de la ciencia médica es tal que las especialidades están generando subespecialidades, y si hay que atender a un prematuro de 24 semanas y 700 gramos de peso "no es suficiente con la formación que uno adquiere durante la residencia como pediatra".

"Defendemos la formación pediátrica porque la prematuridad afecta al desarrollo del niño en los primeros años de vida y solo una persona que está formada en pediatría puede valorar esa evolución de una manera adecuada" indica Vento, quien advierte de que "es necesaria una subespecialización para optimizar la atención del prematuro en una UCI neonatal".

Afirma que en España no existe esa subespecialización de forma reglada y desde la Sociedad Española de Neonatología, de la que fue presidente, "estamos intentando conseguir que España saque adelante una formación de subespecialista, por un periodo de dos años y que se acreditaría por un concurso de méritos".

"Se formaría a la gente que hiciera falta, no queremos inundar el mercado de neonatólogos", señala para añadir que aunque la creación de esa subespecialidad estuvo a punto de ser aprobado por el Gobierno del PP, tras la moción de censura y el cambio de gobierno "todo se volvió atrás"

A su juicio, el hecho de que en Europa se acepte que haya "una armonización de conocimientos y una subespecialidad de neonatología, pensamos que obligará al Gobierno a tomar decisiones en este sentido, a acelerar el proceso de subespeacialización. Es más, la Unión Europea va a acreditar centros hospitalarios para formar subespecialistas, y nuestros grandes hospitales deben estar ahí".

Según explica, cuando hay una vacante en una UCI neonatal, los gerentes de los hospitales acuden a la bolsa del paro de pediatras, pero puede ser que el elegido "no haya tratado a un neonato de 600 gramos en su vida y tenga que empezar su formación prácticamente desde la base, con la merma de la calidad de la asistencia sobre esos pacientes o la sobrecarga de sus compañeros".

"Reclamamos una subespecialización para que los puestos de trabajo en los que es necesario obtener esa formación se convoquen a un concurso especializado y se elija al mejor posible", afirma.

NEONATOLOGÍA EN ESPAÑA

En España, según Vento, estamos en un nivel "medio alto" en el campo de la neonatología. "El nivel es muy bueno porque tenemos un Sistema Nacional de Salud que cubre todo el país, todo el mundo tiene acceso a la asistencia".

No obstante, señala que durante la crisis de 2008 se dejó de invertir y desde entonces al 2020 "se ha bajado en el número de personal sanitario que atiende la actividad neonatal y no se ha renovado material al ritmo que se debía, algo que hemos intentando suplir con el esfuerzo de los profesionales".

"Estamos carentes de inversión y, sobre todo, de una estructura administrativa moderna, necesitaríamos que fuera mas fluida", afirma para advertir de que España está teniendo un crecimiento vegetativo negativo: "cada vez nacen menos niños, la natalidad está cayendo en picado y ahora con lo que estamos viviendo todavía va a caer más".

Según explica, "mueren 50.000 personas más al año que nacen y llevamos varios años así y esto va a empeorar. No podemos permitir que los bebés que nazcan no tengan los mejores cuidados posibles porque creo que es el bien más valioso que tiene un país, ejemplifica todo el potencial de ese país en los próximos 50 o 70 años y lo tenemos que cuidar".

LA PREMATURIDAD CRECE

Entre el 5 y el 6 por ciento de los bebés que nacen en España es prematuro, una incidencia que sitúa a España entre las mejores del mundo al estar entre los diez o doce países con menos nivel, lo que significa que hay "una buena calidad de vigilancia obstétrica y del nivel de vida".

No obstante, Vento advierte de que la prematuridad "en general está creciendo, está aumentando proporcionalmente en todos los países europeos" y señala que si el número de recién nacidos baja en una sociedad, como está ocurriendo en España, y la prematuridad se mantiene estable "cada vez el porcentaje de prematuros va a ser mayor".

Además, indica, las técnicas de reproducción asistida y el retraso de la edad para tener el primer hijo también influyen en que los partos sean prematuros.

SUPERVIVENCIA PREMATUROS

La definición internacional de prematuridad es todo bebé que nace por debajo de las 37 semanas, pero están los prematuros tardíos -que pesan unos dos kilos y nacen a las 34, 35 o 36 semanas y generalmente requieren solo unos días de observación-, y los que nacen por debajo de las 32 semanas, que en la práctica totalidad ingresan en la unidad neonatal.

En el caso de los bebes extremadamente prematuros, de menos de 28 semanas, "son el campo de batalla actual, donde se dan más complicaciones, la mortalidad es más elevada y donde tenemos que poner en marcha las técnicas de cuidados intensivos que requieren la formación como subespecialistas".

La supervivencia de los bebés prematuros "es mucho más alta de lo que la gente cree" y por eso, afirma el también director científico del Instituto de Investigación del Hospital La Fe (IIS La Fe), "todo lo que se pueda invertir en un prematuro, está justificado".

LA SOCIEDAD EUROPEA

El European Board of Neonatology del que es presidente ha estado desarrollando un programa que tiene como objetivo organiza y unificar la enseñanza teórica y la formación práctica en neonatología en Europa, con el fin de asegurar una educación amplia y uniforme en todo el continente.

En el primer mandato como presidente se recabó información a una veintena de representantes de los países integrados en la Unión Médica Europea sobre la formación de los neonatólogos en cada uno de esos países y se ha intentado armonizar un programa teórico-práctico, ya que existe una"gran diversidad en los programas formativos o son inexistentes", y con todo ello se ha elaborado un documento cuya aprobación definitiva se espera a lo largo de 2021 por la Comisión de Especialidades Médicas de la Unión Europea.

Concha Tejerina

(c) Agencia EFE