El negocio oculto de tus datos de geolocalización

·3 min de lectura

La geolocalización de millones de estadounidenses estaría siendo utilizada por algunas de sus agencias de seguridad (NSA, CIA, FBI...) sin contar con la mediación de una orden judicial. Así lo ha denunciado la Electronic Frontier Foundation (EFF) tras una investigación en la que asegura que la compañía Fog Data Science ha recogido masivamente todos estos datos a partir de las aplicaciones que las personas utilizan en sus teléfonos móviles. Esta entidad tuvo acceso a los documentos y correos a través de peticiones amparadas por la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

También de interés:

Rear view of woman driving car and touching screen of navigation system
El negocio oculto de tus datos de geolocalización. Foto: Getty Creative.

Datos relevantes para juicios

Los dispositivos móviles son capaces de ofrecer la ubicación precisa de una persona gracias a la tecnología GPS, pero la norma natural es que para que esto sea legal debe existir un consentimiento expreso por parte del titular del teléfono. No obstante, lo que se ha descubierto no sigue esta línea y es que esta información ha sido sustraída sin autorización de las personas. Pero los corredores de datos, llamados data brokers, tienen campo abierto en países como EEUU donde las leyes de privacidad son mucho menos restrictivas que en Europa, pudiendo llegar a recopilar hasta 1.500 datos de una única persona.

Además, lo que se reveló en este informe de la EFF, publicado el pasado 1 de septiembre, es que dicha información se usó para rastrear a los usuarios y describir su comportamiento en un periodo de tiempo específico y resultó decisiva para la resolución de algunos juicios. Incluso se ha sabido que su uso fue tan oculto que ni siquiera los abogados defensores en los juicios sabían de su existencia.

Diferencia entre Fog Reveal y otras tecnologías

Lo que distingue a Fog Reveal de otras tecnologías de localización de teléfonos móviles utilizadas por la policía es que sigue a los dispositivos a través de sus ID de publicidad, números únicos asignados a cada dispositivo. Estos números no contienen el nombre del usuario del teléfono, pero se pueden rastrear hasta los hogares y lugares de trabajo para ayudar a la policía a establecer análisis del patrón de vida.

Si te preguntas ¿cómo funciona la herramienta? Esta permite rastrear los teléfonos inteligentes de los usuarios a través de su número de identificación publicitaria, un identificador único asignado a cada dispositivo móvil para, como su nombre indica, rastrear publicidad. Fog dispone de una base de datos prácticamente en tiempo real, lo que le permite comercializar un servicio por suscripción, con precios que pueden alcanzar los 9.000 dólares al año, que permite a las fuerzas del orden buscar datos de ubicación específicos en cualquier momento, realizando búsquedas por áreas o por dispositivos concretos

¿Violación de la privacidad?

Este uso ubicación de los móviles sin el consentimiento de los usuarios ha levantado gran controversia entre los ciudadanos. De acuerdo con la ’Fundación Frontera Electrónica (EFF), una ONG que defiende las libertades civiles en el mundo digital y que también llevó a cabo una investigación, la aplicaciín es una herramienta de vigilancia masiva. Sin embargo, no existe un texto claro de la ley sobre la legalidad o no del uso de dicho dispositivo de geolocalización por parte de la policía, los tribunales aún están reflexionando sobre las cuestiones de este uso.

Para algunos, resulta una clara violación a la privacidad de las personas, pero para otras autoridades del país se trata de un movimiento ilegal, ya que se extraen de aplicaciones gratuitas.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias