Negociadores apuran el paso mientras la energía sale al centro de la COP27

Sharm el Sheij (Egipto), 15 nov (EFE).- El tema de la energía, central en toda discusión sobre cambio climático, tiene este martes su día en la cumbre del clima COP27, que se acerca a su fin mientras los delegados y negociadores buscan acelerar el paso en busca de un acuerdo que todavía parece lejano y los líderes políticos se acercan de nuevo a Sharm el Sheij para asumir de primera mano decisiones políticas.

El lunes, el presidente de la COP27, el egipcio Sumeh Soukri instó a todas las partes negociadoras (más de 190 entre países, organizaciones internacionales y grupos regionales) a asumir "un cambio de marchas" y complementar las discusiones técnicas con "un compromisos más políticos de alto nivel".

Y eso es lo que se espera en la jornada, con varios ministros, entre ellos la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica de España, Teresa Ribera, presentes y actuando en los comités para terminar los borradores de acuerdo, cuyos primeras versiones deberían estar listas antes del miércoles si se quiere cumplir con el cronograma.

No participará en las negociaciones, pero se espera para el miércoles la visita del presidente electo de Brasil, Lula Da Silva, quien dará un discurso ante el plenario, el mismo escenario que recibió hace unos días al presidente estadounidense, Joe Biden.

La energía, un asunto prominente durante toda la reunión, tendrá hoy su día de referencia en donde se abordarán aspectos centrales de la crisis climática: energías renovables, la transición energética, el hidrógeno verde como fuente de energía del futuro o la eficiencia serán temas de debate.

Lo cierto es que en esta COP27 este sector ha sido dominante, ya sea en ponencias, número de enviados vinculados con el mismo, ya sea como cabilderos, estudiosos u observadores, o pabellones temáticos de asociaciones, empresas e instituciones dedicadas al tema.

El fondo de todo el debate será abordar el triple dilema de la energía en el contexto de la crisis global: el imperativo de la descarbonización, el de una justa y equitativa transición energética y la necesidad de acelerar los avances tecnológicos que garanticen la seguridad energética global.

También tendrán presencia en la jornada las asociaciones y la sociedad civil, como agentes claves y parte indispensable para combatir el cambio climático.

Su presencia en esta COP27 también se ha hecho valer desde el inicio, pese a la ausencia de destacados activistas y representantes de estas organizaciones en Sharm el Sheij debido a las políticas represoras del anfitrión.

La Zona Verde, el área reservada para protestas y actividades de la sociedad civil, no ha recibido apenas visitantes en parte como un boicot a las exigencias egipcias, que solo habilitaban marchas y protestas a personas acreditadas, previo registro y aviso a las autoridades, en una ciudad como Sharm el Sheij virtualmente aislada en mitad del desierto.

(c) Agencia EFE