Todo lo que necesitas saber para elegir el asiento más seguro en un avión

·6 min de lectura
Imagen de archivo de una azafata en un avión. (Photo: Hispanolistic via Getty Images)
Imagen de archivo de una azafata en un avión. (Photo: Hispanolistic via Getty Images)

Si tienes la impresión de que la gente se empieza a encontrar más cómoda viajando en avión a medida que la pandemia afronta su recta final, has dado en el clavo.

Desde marzo, el número de pasajeros diarios no ha hecho más que crecer hasta alcanzar cifras cercanas a las de antes de la pandemia.

Sin embargo todavía hay dudas abiertas sobre los riesgos de compartir un habitáculo tan reducido con gente de todo el mundo, sobre todo ahora que muchas aerolíneas han puesto fin a la política de bloquear los asientos del medio. Para los viajeros más temerosos, hay un deseo creciente de mantenerse a salvo buscando el asiento “más seguro” del avión, pero ¿acaso hay algún asiento más seguro que otro?

La edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con expertos en sanidad y en viajes para descubrirlo.

El riesgo de contagio en un avión es relativamente bajo

“Al viajar en avión te expones al coronavirus, pero es un riesgo bajo”, comenta la doctora Cristina Amado, experta en enfermedades infecciosas. “Es bajo por las medidas sanitarias y de seguridad que han puesto en marcha las aerolíneas. Los miembros de la tripulación higienizan el avión entre cada vuelo y los pasajeros tienen que llevar la mascarilla puesta durante todo el vuelo. Además, el riesgo de transmisión aérea es bajo porque el aire de dentro del avión está en circulación y pasa por filtros continuamente”.

Los aviones suelen tener filtros HEPA (recogedor de partículas de alta eficiencia, por sus siglas en inglés) que hacen circular una mezcla de aire fresco y reciclado para minimizar la exposición a las potenciales gotículas contaminadas.

“Apenas ha habido eventos supercontagiadores en aviones en comparación con los registrados en otros interiores”, asegura Scott Keyes, autor de Take More Vacations y fundador de Scott’s Cheap Flights. “Los filtros HEPA están renovando el aire continuamente, todo el mundo lleva mascarilla y van todos mirando en la misma dirección. Normalmente van en silencio, no hablan alto ni cantan, así que el coronavirus apenas se transmite”.

“Eso sí, cuando el avión no está en vuelo, ese mismo sistema de filtrado no tiene por qué estar en marcha, así que quizás no circule tanto el aire cuando está en tierra”, admite Keyes, que señala que depende mucho de modelo del avión y la aerolínea. “Creo que United es una de las aerolíneas que han apostado por mantener el filtrado en marcha durante el embarque y desembarque para minimizar la transmisión”.

La mayoría de los expertos piensan que los mayores riesgos de viajar en avión ni siquiera se producen en el avión en sí, sino en los momentos previos, cuando los pasajeros comen algo en los restaurantes de los aeropuertos o cuando hacen fila para embarcar y desembarcar.

“El vuelo en sí es bastante seguro si permaneces sentado durante todo el trayecto”, afirma el doctor Sachin Nagrani, director médico del servicio de telemedicina Heal.

Los asientos junto a la ventanilla suelen tener menos gérmenes

Algunas aerolíneas respondieron a la pandemia bloqueando los asientos centrales en todos sus vuelos.

“Los estudios que se han hecho sobre la política de bloquear el asiento del medio muestran una reducción de la exposición entre un 23% y un 57%”, expone Amado. “Eso sí, estos estudios se realizaron con pasajeros sin mascarilla”.

Desde mayo, muchas aerolíneas dejaron de bloquear el asiento del medio, de modo que, si quieres minimizar tu riesgo de contraer la covid-19, trata de coger un vuelo con pocos pasajeros. El asiento que elijas también puede suponer una pequeña diferencia.

“Los asientos con ventanilla tienden a ser más seguros en comparación con los asientos que dan al pasillo, ya que estás más lejos de los pasajeros que pasan a tu lado”, justifica Amado. “Según ese mismo razonamiento, es mejor elegir un asiento de la parte trasera del avión, ya que hay menos tránsito de pasajeros”.

Nagrani corrobora ese consejo y señala: “El asiento de la ventanilla también es más seguro debido a la dirección que sigue la corriente de aire dentro del avión”.

Tanto el “mejor” como el “peor” asiento tienen sus ventajas

Otra forma de reducir el riesgo es pagar más o gastar puntos para reservar un asiento en clase business o primera clase, ya que los asientos están más espaciados y es una zona con menos personas.

“Este es el momento de utilizar todos esos puntos que llevas tiempo acumulando para hacer el vuelo en clase business”, recomienda Konrad Waliszewski, cofundador y director general de la aplicación de viajes Tripscout.

Si no tienes puntos y no quieres comprometer tu economía, puedes elegir el “peor” sitio del avión.

“Eso aumentará las probabilidades de que nadie se siente a tu lado”, explica. “Escoge un asiento al fondo del avión, pero lejos del baño, para no tener a gente pasando y haciendo fila”.

Aun así, no hace falta que te preocupes demasiado si hay poca disponibilidad de asientos. El riesgo de contagio dentro del avión sigue siendo relativamente bajo en comparación con otras actividades en interiores.

“Es cierto que los asientos en ventanilla plantean un menor riesgo de contagio”, sostiene Andrés Henao, especialista en medicina interna y enfermedades infecciosas de UCHealth Travel Clinic. “Sin embargo, en cualquier asiento el riesgo es bajo”.

Hay que tomar otras medidas de precaución

Recuerda que elegir el asiento no es la única forma de protegerte (ni la más importante) cuando coges un vuelo

“La mejor recomendación es que te vacunes en cuanto puedas antes de viajar. Sigue llevando mascarilla, lavándote las manos y manteniendo las distancias siempre que sea posible”, aconseja Henao.

Las aerolíneas y los aeropuertos siguen exigiendo el uso de la mascarilla tanto a las personas vacunadas como a las que no lo están, una norma que muchos piensan que debería mantenerse más tiempo que otras restricciones.

“Ponte mascarilla, a poder ser FFP2 o N95, y plantéate también ponerte una mascarilla de tela por encima para que cierren mejor los bordes”, recomienda Nagrani. “Aléjate de la gente en la medida de lo posible reduciendo tu equipaje de mano, facturando por internet y evitando formar aglomeraciones en la fila de embarque o desembarque”.

Amado subraya la importancia de lavarte o desinfectarte las manos cuando toques las distintas superficies del avión y que intentes no comer ni beber durante el vuelo.

“Si decides comer o beber, recuerda que tienes que ponerte la mascarilla entre sorbos y bocados”, advierte. “Intenta no pasearte mucho por el avión durante el vuelo”.

Otro de sus consejos, y no solo por comodidad, es buscar los vuelos con menos escalas para evitar repetir los momentos de mayor riesgo de contagio: el embarque y el desembarque.

“Evita las multitudes cuando esperes tu vuelo. Si te notas enfermo, es mejor que cambies el vuelo a otra fecha. Muchas aerolíneas ya no cobran penalización por cancelar un vuelo y es mejor mantenerte a salvo que arriesgarte a transmitir o contraer la covid-19”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente