Las famosas naves 'malditas' de Rocío Jurado

Nuria Hernández
·7 min de lectura

El 1 de junio de 2006 fallecía Rocío Jurado y con su muerte, la familia entera se desmoronó. Aunque en los primeros momentos todos parecían unidos ante la desgracia de haber perdido a la matriarca del clan Mohedano, poco a poco se fueron distanciando y hoy Rocío Carrasco, hija mayor y heredera universal de la más Grande, no se habla ni con sus tíos, Amador y Gloria Mohedano y Rosa Benito, ni con sus hermanos Gloria Camila y José Fernando. Una de las más críticas en las últimas semanas con Rociito ha sido la propiaRosa Benito. ¿De dónde viene esa mala relación con su sobrina?

Rosa Benito attends the photocall Flamenco solidarity dinner of Children without Border in Madrid on December 11, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Rosa Benito attends the photocall Flamenco solidarity dinner of Children without Border in Madrid on December 11, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

"Yo soy una persona que he apoyado a mi sobrina siempre. He estado en un programa donde la he defendido siempre. Yo tampoco voy a decir por qué no nos hablamos. Es una niña que siempre ha estado con nosotros y ha estado rodeada de todos, no solo de sus tíos, sino también de sus primos. Es una niña querida a pesar de la distancia que hay hoy. Si ella descuelga el teléfono, yo voy a estar ahí sin ninguna pregunta para lo que sea, hasta para hacerle un arrocito si me lo pide", comentaba Rosa Benito en Ya es mediodía un día después de la emisión de la entrevista a Rocío Carrasco en la que no quiso revelar cuál era el motivo que las mantenía distanciadas desde hace años. 

"Vamos a decirlo claro de una vez. El tema de Rosa y Rocío es todo por un tema económico", afirmaba rotundo Kiko Matamoros en Sálvame al cuestionarse de dónde venía esa falta de contacto. "Es la nave", añadían Gema López y María Patiño al unísono. "Es un tema fiscal", afirmaba Jesús Manuel. "Es la nave el motivo. Y luego se juntan más cosas", apostillaba por lo bajo Gema. ¿De qué nave están hablando? ¿Es ese asunto lo que ha llevado a la separación de una tía y una sobrina que parecían uña y carne? "Lo que hizo mi tía por mi madre es incuestionable. Ella me conoce desde que nací y por eso me da pena. Pero no hay relación por cuestiones que no vienen al caso y que no es el momento ni el sitio para decirlo", decía Rocío Carrasco al ser preguntada por su tía Rosa

Las naves de la discordia

Parece que todo comenzó con el reparto de la herencia de Rocío Jurado. La artista fue muy generosa con toda su familia pero antes de irse a Houston cambió el testamento para dejar a su hija mayor como heredera universal. "La más Grande dejó muy claro cómo quería repartir sus bienes. Y en este sentido cedió una nave a su hermano Amador y otra al hijo de éste, Fernando, que además era su ahijado", explicaba en 2007, meses después de la muerte de Rocío Jurado, la periodista Paloma Barrientos en Vanitatis. "El problema se centra en que estos dos locales, situados en San Sebastián de los Reyes, alquilados a razón de 6.000 euros mensuales cada uno, están a nombre de una empresa cuya heredera única es Rocío Carrasco", añadía Barrientos. "Mientras no se solucionó la testamentaría, estas cantidades servían para pagar los gastos de la casa de La Moraleja -que aún no se había vendido- y que ahora continúa generando un chorreo constante de dinero en forma de impuestos, mantenimiento, comunidad, IBI, seguro… Se trata de unas partidas que deberían salir de otra parte y no de la herencia de Amador y su hijo, que por otra parte, quieren liquidar lo antes posible estos flecos que aún quedan sueltos", afirmaba la periodista en el mismo artículo.

CHIPIONA, SPAIN - JUNE 14: Rosa Benito attends the beach season opening on June 14, 2019 in Chipiona, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
CHIPIONA, SPAIN - JUNE 14: Rosa Benito attends the beach season opening on June 14, 2019 in Chipiona, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

"Las naves, que están a nombre de Rocío Carrasco, están hipotecadas para que pudiérais liberaros de los embargos", decía Antonio Rossi a la propia Rosa Benito en 2012.Ante esta información, Rossi afirmaba en El Programa de Ana Rosa en 2013 que "la última voluntad de la artista nunca ha llegado a cumplirse ya que la propiedad nunca ha llegado a manos de su hermano. Desde que muriera Rocío Jurado, la nave ha estado a nombre de una sociedad de Rocío Carrasco y el 14 de abril de 2012 pasa a una sociedad a nombre de Rosa Benito". Según Rossi, "Rosa Benito habría asumido las deudas de su exmarido a cambio de la nave que Rocío Jurado le dejó en herencia a Amador y sus hijos".

A esto habría que sumar lo que dijo Amador Mohedano el año pasado en el Deluxe, donde afirmó que aunque su hermana dejó muy claro su testamento, "los problemas llegaron con la tasación de sus fincas" "Me llevé una gran sorpresa cuando me dejó la mitad de la finca de Chipiona y la nave industrial para mí y mis hijos y otra para mi hijo Fernando", decía Amador. "Yo no soy nada materialista pero ha habido otra gente que sí ha tenido ese interés", añadía. Fue entonces cuando los hermanos de la artista se negaron a firmar el testamento, algo que causó el famoso distanciamiento de Rocío Carrasco. 

Un pozo, ¿la otra causa del distanciamiento?

Y si por si esto fuera poco, tanto los Mohedano como Benito se sintieron solos y abandonados en 2011 por Rociito. ¿El motivo? Un pozo. Según contaba Saúl Ortizen ExtraConfidencial, la hija de la jurado puso "a la venta el pozo que era propiedad de Pedro Carrasco y que estaba a poca distancia de la finca Los Naranjos en Chipiona, Cádiz. El agua del pozo abastecía a las dos fincas colindantes a través de unas tuberías que, tras el fallecimiento de la artista, se inhabilitaron para recortar gastos. Fue entonces cuando Rocío decidió poner precio al pozo de la discordia, provocando un gran disgusto en sus tíos Amador y Gloria, propietarios de la finca Los Naranjos. Según ellos, el terreno de secano habría sufrido una devaluación económica incalculable", explicaba el periodista entonces. Igual que ahora, Rocío Carrasco no quiso hacer declaraciones al respecto y prefirió dejar a sus familiares 'la voz cantante".

MADRID, SPAIN - JULY 07:  Rosa Benito attends the party for 'Salvame' Tv programme's 5th anniversary on July 7, 2014 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - JULY 07: Rosa Benito attends the party for 'Salvame' Tv programme's 5th anniversary on July 7, 2014 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

Rosa Benito se contradice

Sea por las naves, por el pozo o por el reparto de bienes de Rocío Jurado, lo cierto es que durante años Rosa Benito sí que apoyó a su sobrina frente a los comentarios en los medios de su ex marido Antonio David Flores. "Yo sí he visto a Rosa ponerse del lado de Rocío Carrasco cuando relata las situaciones de Chipiona. Pero Antonio David ha acercado a esos niños a la familia y ellos se sienten que tienen que estar ahí. Como dicen José Antonio y Gloria Mohedano, sino no verían a sus sobrinos", decía Gema López en Sálvame dando a entender que Rocío Carrasco también podría estar molesta por este acercamiento de su familia materna a su ex marido. 

"Yo la apoyo. Siempre la he apoyado. Pero son dos niños. Yo no estoy ni con David ni con nadie. Nosotros lo que tenemos es relación con esos dos niños que no tienen culpa de que sus padres se separen y se odien", comentaba Rosa en Ya es mediodía al escuchar a su sobrina en plató decir que no entendía su comportamiento al hablar de ella. Pocos días antes, Rosa afirmaba que su sobrina nunca la llamó cuando estuvo ingresada por problemas psicológicos, algo que le dolió en el alma.

"Ahí nos perdemos todos. Ella denuncia que es víctima de violencia de género y alrededor de eso hay una serie de anécdotas que forman parte de la biografía de la persona. Se puede cuestionar el relato. Si ella habla de Houston, de Chipiona... los que hemos vivido esa historia tenemos que contarlo", decía María Patiño tratando de echar un capote a Rosa después de ser muy criticada por desmentir ciertas partes del documental Rocío: contar la verdad para seguir viva, como cuando explicó que ella no conocía ninguna caja fuerte en la habitación de la hija de Rocío Jurado

Más historias que te pueden interesar: