Naturgy inyecta gas renovable procedente de vertedero en la red de distribución

·2 min de lectura

Barcelona, 10 jun (EFE).- Naturgy ha empezado a inyectar esta semana gas renovable procedente de vertedero en la red de distribución de gas en España, de forma que se ha convertido en la primera empresa en lograrlo.

Este hito en la transición energética en España se ha logrado gracias a la planta de gas renovable situada en el Parc de l'Alba de Cerdanyola del Vallés (Barcelona) junto al vertedero de residuos Elena, que ha representado una inversión de 2,2 millones de euros.

Con esta instalación, Naturgy demuestra "su capacidad para llevar a cabo este tipo de proyectos gracias a la fortaleza de su red de distribución, que está preparada para distribuir gases renovables por las inversiones realizadas en los últimos años, la infraestructura gasista existente en España y su contribución a la seguridad del suministro", ha asegurado en un comunicado.

La multinacional española se propone que en 2050 todo el gas que circule por sus redes sea de origen renovable, y para ello está digitalizando toda su infraestructura de distribución con la vista puesta en la entrada masiva de gases renovables y ha presentado proyectos europeos de biometano e hidrógeno por valor de 4.000 millones de euros.

La planta de Cerdanyola del Vallès producirá 12 GWh/año de biometano, lo que equivale al consumo anual de 3.200 hogares, y evitará la emisión a la atmósfera de 2.400 toneladas de dióxido de carbono al año.

Parte del gas que se inyectará a la red se utilizará para ser suministrado como combustible a vehículos en las estaciones del grupo Naturgy, ya que es una alternativa totalmente viable para la movilidad sostenible.

Naturgy apuesta por el desarrollo del gas renovable a escala comercial y tiene experiencia adquirida en proyectos puestos en marcha en los últimos años, como Methamorphosis, situado en Vilasana (Lleida), que cuenta con financiación de la Unión Europea, o como el ubicado en la estación depuradora de aguas residuales de Bens, en A Coruña, cofinanciado por la Xunta a través de fondos Feder para producir biometano procedente de aguas residuales con fines de movilidad.

(c) Agencia EFE