Nativoamericanos ayudaron a Irlanda en la hambruna de 1847, irlandeses les retribuyen hoy con donaciones ante el Covid-19

Hace 173 años, nativoamericanos que sufrían inmensas penurias y ruda presión ante el avance de la colonización anglosajona enviaron un solidario regalo al pueblo de Irlanda, que sufría en 1847 los estragos de la hambruna que asoló a esa nación a causa de una plaga que devastó las cosechas de papa.

La nación nativoamericana Choctaw, ubicada en Oklahoma luego de haber sido expulsada trágicamente de sus tierras ancestrales pocos años antes, se enteró en esa época del sufrimiento de los irlandeses, ubicados en una remota isla a miles de kilómetros de distancia, y con singular empatía decidieron enviarles 170 dólares de la época (unos 5,000 dólares actuales).

Un mural advierte sobre el peligro del coronavirus en la reservación del pueblo Navajo en Shiprock, Nuevo México. (Reuters)

Ellos se encontraban también en intensa penuria pero eso no frenó su afán de ayudar a los irlandeses.

Ahora, Irlanda ha devuelto esa generosidad a pueblos nativoamericanos que hoy padecen la crudeza de la epidemia de Covid-19. Como relata la televisora NBC.

La naciones nativoamericanas Navajo y Hopi han sido severamente afectadas por el coronavirus, y en específico los Navajo han sufrido la pandemia con tasas tan elevadas que en Estados Unidos solo están detrás de Nueva York y Nueva Jersey, los estados más golpeados por el Covid-19.

Ante ello, de acuerdo al portal Upworthy, la organización Rural Utah Project Education Fund de Utah organizó una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe para ayudar a esas comunidades nativoamericanas.

La respuesta ha sido extraordinaria y a la fecha ya se han recaudado 2.8 millones de dólares. Una parte sustantiva de ellos gracias a donaciones de irlandeses que, aunque han pasado 173 años, no han olvidado la generosidad que los nativoamericanos tuvieron hacia sus ancestros durante la hambruna de mediados del siglo XIX.

“Vi que gente de Irlanda estaba empezando a donar y compartían la historia de la nación Choctaw y la simetría histórica me afectó… Enviar la cantidad de 170 dólares después de unos 170 años es el tributo correcto a través de las épocas”, comentó Paul Hayes, originario de Tipperary, Irlanda, a NBC News.

Las donaciones desde Irlanda en beneficio de los Navajo y Hopi han sido de muy diversos montos, pero todos comparten el sentido de solidaridad que supera el tiempo y la distancia.

Algunos de los testimonios citados por NBC lo ilustran:
“Un pago atrasado a nombre de mis ancestros a tus ancestros. Resistan fuerte”, se lee junto a una donación de 30 dólares.

“Estoy actualmente en el desempleo y siento que mi donación no pueda ser mayor, pero espero que esta pequeña contribución haga una diferencia positiva en la misma forma en que esas donaciones fueron enviadas hace 173 años con la misma esperanza a mis ancestros. Me alzo en solidaridad con mis hermanos y hermanas nativoamericanas en estos tiempos de crisis y les mando este mensaje con amor, respeto y esperanza en el futuro”, comentó otro irlandés sobre su donación de 10 dólares.

Hasta el momento ya se ha destinado parte de los fondos recaudados para enviar considerables cantidades de alimentos y agua a comunidades nativoamericanas en necesidad.

Originalmente, la campaña planeaba recaudar solo 100,000 dólares, pero el enorme apoyo que ha concitado les ha permitido contar con recursos mucho mayores y, con ello, ampliar su ayuda a comunidades nativoamericanas que, en enorme proporción, enfrentan la epidemia sin agua potable y con muy limitadas opciones para obtener alimentos y atención médica.

Es de esperar que más ayuda sea canalizada a las comunidades nativoamericanas, y a otras a todo lo largo del país, que enfrentan el rigor de la pandemia con recursos insuficientes y enormes carencias y limitaciones.

Según reportó la NBC, el presidente Donald Trump declaró que la nación Navajo recibirá ayuda federal por 600 millones de dólares en asistencia federal para encarar los estragos de la epidemia.

En Irlanda, en 2017, 170 años después de la donación de los Choctaw a los irlandeses afectados por la hambruna, se levantó un monumento en la localidad de Midleton para honrar la ayuda que los nativoamericanos enviaron a los irlandeses en 1847.

El monumento consiste en nueve grandes plumas de águila hechas de acero, cada una de 6 metros de altura, que forman un círculo para simbolizar el regalo de un tazón de alimentos.

Los organizadores de la campaña a favor de los Navajo y Hopi han agradecido también el gesto de los irlandeses: “gracias, Irlanda, por mostrar solidaridad y estar con nosotros”, se lee en la página de GoFundMe en esa campaña.