La UFC ofrece una golosina a su chico malo por excelencia para que no se vaya

·4 min de lectura
Nate Diaz durante su combate contra Leon Edwards en el UFC 263  (Getty Images).
Nate Diaz durante su combate contra Leon Edwards en el UFC 263 (Getty Images).

En un momento en el que la UFC está necesitada de ‘chicos malos’ y gallinas de los huevos de oro, la compañía está a punto de perder a su bad boy por antonomasia. La posible marcha de Nate Diaz tiene a Dana White y compañía con el miedo en el cuerpo. De ahí que hayan tardado una eternidad en organizarle la última pelea de su contrato y que ahora le pongan un caramelo delante para que, cuanto menos, se plantee la renovación. Pero vayamos por partes.

Nate Diaz lleva un tiempo a disgusto con su situación en la UFC. No en pocas ocasiones ha aireado que la compañía se negaba a darle combates y le tenía parado a propósito para que no completase el número de peleas acordado por contrato. Era un poco la pescadilla que se mordía la cola. Nate quería un combate, la UFC no se lo daba y él amenazaba con dejar la empresa. Una noria que no le convenía en exceso a la empresa de artes marciales mixtas (MMA) más importante del mundo, pues sabe que Nate Diaz es el ‘campeón del pueblo’ y que su nombre vende entradas y amortiza pay-per-views gane o pierda sus combates.

El pequeño de los hermanos Diaz llegó a decir que la UFC le tenía preso y pidió en varias ocasiones la carta de libertad. La empresa de MMA más importante del mundo se negaba a dársela porque eso supondría que el de Stockton se iría a pelear a la competencia y Dana White se dedicaba a desmentir todas las quejas y teorías conspiratorias de Nate. Un toma y daca que hizo que la pelota se fuese haciendo cada vez más grande hasta que llegó un momento en el que ya no había quien evitase que rodase colina abajo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de YouTube no disponible por tus preferencias de privacidad

Ante una situación cerca de convertirse en insostenible, Dana White dio a Nate Diaz una pelea que parecía más un castigo que un premio. El bad boy de Stockton se meterá en la jaula con esa bestia llamada Khamzat Chimaev con la que nadie quiere pelear. Será el evento estelar del UFC 279, el próximo 10 de septiembre, pese a que en un inicio Diaz hiciera ascos a ese combate porque no eran “dos luchadores del mismo nivel”.

Al final White se salió con la suya, pero aun así hizo un último movimiento maestro. El presidente de la UFC anunció que el ganador del Diaz vs. Chimaev será el siguiente aspirante al título de campeón del peso wélter que atesora Kamaru Usman. Dicho de otro modo, un caramelo para que Nate se tome en serio la pelea y se plantee renovar con la empresa.

Sin embargo White no ha caído en una cosa, que a Diaz le dan exactamente igual los cinturones. Un tiro que podría funcionar con Chimaev, pero que con Nate le saldrá por la culata en un porcentaje muy alto de posibilidades. El caramelo está ahí. Ahora sólo hay que ver si el ‘chico malo’ lo recoge del suelo o se compra todos los que quiera con el dinero que le den en la competencia. De momento, el hype ya está servido.

Nate Diaz siempre se ha caracterizado por no acobardarse durante sus peleas y luchar pese a profundos cortes en su rostro (Getty Images).
Nate Diaz siempre se ha caracterizado por no acobardarse durante sus peleas y luchar pese a profundos cortes en su rostro (Getty Images).

Nada más hacerse oficial el combate, el invicto Chimaev emitió un comunicado a través de su agencia de representación en la que catalogaba la pelea como “el funeral de Nate Diaz en la UFC”. Y es que las cosas no pintan muy bien para el californiano. El expeleador y actual analista de la UFC Dan Hardy declaró que espera “desesperadamente que Nate al menos salga bien de esto, pero después de ver lo que Khamzat hizo a Rhys McKee y John Phillips… [Chimaev] anulará su jiu-jitsu y le golpeará horriblemente. Será algo incómodo de ver y creo que el combate dejará a la UFC en mal lugar”.

Y es que todos ven como perdedor a Nate Diaz… aunque quizás ahí esté el morbo de este combate. “No es una pelea justa. Es cruel hacerle esto a una leyenda por haber ido en contra de la empresa. Le van a ejecutar en directo por televisión”, comentó Hardy. Puede que no vaya muy desencaminado, pero ¿y si se equivoca? ¿Y si Nate la lía? ¿Y si…? Ahí está la gracia, así que a disfrutar.

Vídeo | Este atleta pasa de la UFC y la drogadicción a la liberación de esclavos

Otras historias que te pueden interesar: