En un Dakar tan anodino Nasser Al-Attiyah solo puede perder el título

·3 min de lectura
Toyota's driver Nasser Al-Attiyah of Qatar reacts at the end of the Stage 6 of the Dakar 2021 near the Saudi capital Riyadh, on January 7, 2022. (Photo by FRANCK FIFE / AFP) (Photo by FRANCK FIFE/AFP via Getty Images)
Al-Attoyah es líder a tres etapas para el final y la distancia es lo suficiente cómoda para que no tenga problemas en llevarse su cuarto Touareg (Photo by FRANCK FIFE / AFP) (Photo by FRANCK FIFE/AFP via Getty Images)

Es muy difícil pensar que se le pueda escapar el Dakar 2022 a Nasser Al-Attiyah. El piloto qatarí domina la clasificación general del rally más duro del mundo con mano de hierro desde el primer día. El de Toyota fue el único de los pilotos punteros que no se perdió en el día más crítico de navegación y, desde entonces, ha ido administrando su ventaja con sus grandes rivales históricos, Carlos Sainz y Stéphane Peterhansel, a una distancia insalvable.

El primer día fue una auténtica escabechina, con grandes favoritos tanto en categoría de motos como de coches prácticamente fuera de combate. El propio Carlos Sainz, junto al resto de pilotos de Audi, perdió una barbaridad de tiempo. El Matador se dejó más de dos horas y dijo adiós a sus opciones a las primeras de cambio. El roadbook no estaba nada claro según muchos participantes y es por ello por lo que incluso se discutió la posibilidad de anular los tiempos de ese waypoint. Se quedó solo en rumores.

Con todo el mundo desconcertado en medio de las dunas, fueron Al-Attiyah y su copiloto andorrano Matthieu Baumel los más listos de la clase. Los tres del podio quedaron separados por 20 minutos, una barbaridad de distancia entre los tres. El que más cerca se quedó del actual líder fue Sebastian Loeb y lo hizo a 12 minutos. Para hacernos una idea, la siguiente etapa con más diferencia entre primero y segundo fue la séptima, donde el francés de BRX batió al de Toyota por cinco minutos. Menos de la mitad.

Difícil que alguien le arrebate a Al-Attoyah el que sería su cuarto Touraeg ya que las últimas etapas se han caracterizado por ser más veloces que difíciles de orientarse. Es decir, si se prioriza el dar gas antes que la navegación es casi imposible que nadie pueda dar un mordisco importante en términos de minutadas. Al final, por muy rápido que sea el coche, si no se pierde o se sufre un pinchazo o avería, es difícil que un piloto de la talla de Al-Attiyah pierda mucho tiempo. La esencia del Dakar se basa en saber navegar sin ningún tipo de camino marcado y cuando eso no pasa, la emoción desaparece. Es lo que está ocurriendo en esta edición desde la segunda etapa. Por ejemplo, la media de velocidad en la etapa 9 fue de 163km/h. Demasiado gas.

Que el qatarí corre con cierta ventaja en las condiciones que ofrece Arabia Saudí es una obviedad ya que para él estas dunas es lo mismo que correr en el jardín de su casa. Está más que acostumbrado a navegar por terrenos de estas características y esto se refleja en la clasificación. Compite y entrena siempre en estas condiciones. Además, se salvó en su momento de una sanción que podía terminar en descalificación por rodar con la caja negra de la FIA desconectada. Sí que le ha caído penalización de cinco minutos por ir con los cinturones desatados en la etapa 8.

En resumen, salvo cambio drástico e inesperado de última hora, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que Al-Attiyah tiene tres cuartas partes de Dakar en su bolsillo. Lleva unos años que demuestra un nivel asombroso. En 2017 tuvo que abandonar en la etapa 4; desde entonces ha terminado todas las ediciones en primera o en segunda posición. Una leyenda del Dakar a la que, si no se le complica un punto de navegación, precisamente donde él es un maestro, se le añadirá un trofeo más en su palmarés.

Vídeo | El trofeo de la Supercopa ya está en Riad

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente