La NASA inserta un cubeSat en la órbita de la futura estación lunar

Misión CAPSTONE.
Misión CAPSTONE.

Misión CAPSTONE.

El cubeSat CAPSTONE de la NASA ha logrado su objetivo de convertirse en la primera nave espacial en entrar en una órbita alargada única que apoyará las misiones Artemis de la NASA.

El equipo de operaciones de la misión confirmó que el CubeSat completó una maniobra inicial de inserción en órbita lunar, disparando sus propulsores para poner la nave espacial en órbita a las 0.39 UTC del 14 de noviembre. En los próximos cinco días, CAPSTONE realizará dos maniobras de adicionales para refinar su órbita, informó la NASA.

En esta órbita especial, conocida formalmente como una órbita de halo casi rectilínea (NRHO), la atracción de la gravedad de la Tierra y la Luna interactúan para permitir una órbita semiestable. Allí, la física hace la mayor parte del trabajo de mantener las naves espaciales en órbita en la Luna, reduciendo la necesidad de que las naves espaciales usen combustible para mantener el NRHO en comparación con otras órbitas similares.

Este satélite del tamaño de un horno de microondas, que pesa solo 25 kilos, es el primer CubeSat en volar y operar en la Luna. El CubeSat sirve como pionero para Gateway, La futura estación espacial en órbita lunar que forma parte del programa Artemis de la NASA.

La misión de CAPSTONE ayudará a reducir el riesgo para futuras naves espaciales, incluida Orion, mediante la validación de tecnologías de navegación innovadoras y la verificación de la dinámica de un tipo de órbita que nunca antes se había volado, informa la NASA.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR