Naranjito tenía una misión contra la tauromaquia en España

·3 min de lectura

Naranjito, la simpática mascota del Mundial de fútbol del 82, fue creado por María Dolores Salto y José María Martín Pacheco. A estos dos publicistas les debemos no solo la autoría del que se acabaría convirtiendo en todo un icono de la época, sino también el habernos librado de que España fuera representada, una vez más, por uno de los tópicos menos defendibles de nuestro imaginario colectivo patrio: la tauromaquia.

Y es que, aunque la sonriente naranja vestida con el uniforme de la selección fue finalmente la mascota elegida, los premios segundo y tercero del concurso recayeron en dos propuestas de temática taurina que, de haber ganado, difícilmente gozarían hoy del cariño y la aceptación que tiene Naranjito.

Naranjito fue la mascota de la Copa Mundial de Fútbol organizada por España en 1982
Naranjito fue la mascota de la Copa Mundial de Fútbol organizada por España en 1982

“Toribalón” se llamaba el candidato que obtuvo el tercer premio y su nombre no engaña: era un muñeco con cabeza, patas y rabo de toro y con un balón de fútbol a modo de cuerpo. Obra del cartelista Pedro María Laperal, compartía con Naranjito la redondez de su forma y su espíritu alegre y naïf. Lo cierto es que la ausencia de elementos directamente relacionados con el toreo -más allá del propio animal, que no por existir llama a ser lidiado- no desentona con un autor al que, según declaró su propia hija Pilar,ni el fútbol ni los toros le apasionaban.

Toribalón le otorgó a su creador 125.000 pesetas por quedar tercero en el concurso
Toribalón le otorgó a su creador 125.000 pesetas por quedar tercero en el concurso

Si bien al rechoncho Toribalón le podemos dar una vuelta y, con algo de buena voluntad, imaginárnoslo feliz en su pasto, el segundo finalista no tiene escapatoria alguna. Su nombre era “Brindis” y representaba una figura humana infantilizada sujetando un capote y saludando con una montera, con un balón de fútbol a los pies. Una especie de híbrido entre futbolista y niño torero en el que la propia tauromaquia ostentaba más relevancia que el deporte al que pretendía representar.

Brindis, la mascota fallida que estuvo a punto de ganar a Naranjito
Brindis, la mascota fallida que estuvo a punto de ganar a Naranjito

Naranjito fue creado con la intención explícita de “evitar lo del toro y la pandereta como mascota del Mundial”, según señaló su propio creador. Sin embargo, aquella demostración de modernidad no fue del agrado de todo el mundo: había quien pensaba que el diseño era ridículo, otros consideraban que las naranjas no eran suficientemente representativas de nuestro país. Entre estos últimos destaca el mítico cantante El Fary, hoy más recordado por su antología de frases delirantemente casposas, quien declaró que "tenemos otros símbolos con más sangre española".

El tiempo, no obstante, ha acabado dando la razón al jurado que se decantó por la mascota que hoy todos conocemos y amamos. Y es que todas las encuestas muestran de manera rotunda que el apoyo popular a la tauromaquia sigue cayendo en picado dentro y fuera de nuestras fronteras y, con un 84% de jóvenes españoles que declaran avergonzarse de ella, pocos dudan ya de que esta tradición terminará por desaparecer. En cambio, no hay razones para pensar que algún día llegaremos a avergonzarnos de nuestros cítricos, jugosos, saludables y exentos de maltrato animal. ¡Larga vida a las naranjas!

El anuncio de Naranjito como mascota del Mundial-82 no gustó a todo el mundo, pero con el tiempo alcanzó una gran popularidad
El anuncio de Naranjito como mascota del Mundial-82 no gustó a todo el mundo, pero con el tiempo alcanzó una gran popularidad

VÍDEO | Este perro gana 26.000 euros por casa publicación en TikTok

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente