Nancy Pelosi, la mujer que ha derrotado a Donald Trump

Nancy Pelosi es experta en derribar muros. Lo hizo en 2007 cuando se convirtió en la primera mujer presidenta del Congreso de Estados Unidos. Lo consiguió también en 2019 cuando volvió al cargo tras lograr los demócratas la victoria en las elecciones legislativas de noviembre de 2018 (algo que nadie había hecho en más de cinco décadas). Y finalmente lo ha demostrado venciendo el pulso a Donald Trump con el cierre de la Administración federal.

La “pataleta” del presidente, según sus propias palabras, se ha encontrado enfrente a una política con más de 30 años de experiencia parlamentaria que se ha negado por activa y por pasiva a ceder el presupuesto necesario para empezar la construcción del polémico muro en la frontera con México. El magnate amenazó con aguantar el tiempo que hiciera falta hasta conseguir los 5.000 millones de dólares, pero la presión social, las pérdidas económicas y varias encuestas negativas que le culpaban de la parálisis hicieron que claudicara, al menos de momento. La veterana demócrata se apunta el primer tanto.

Nancy Pelosi tras la reapertura del Gobierno (AP Photo/Andrew Harnik)
Nancy Pelosi tras la reapertura del Gobierno (AP Photo/Andrew Harnik)

La tensión en estas semanas fue evidente, llegando incluso Pelosi a aplazar el discurso del Estado de la Unión (previsto para el 29 de enero, finalmente será el 5 de febrero). Un golpe bajo que Trump acusó. Un choque entre dos de las principales autoridades de la nación (el presidente la primera, la presidencia del Congreso la tercera) que se ha resuelto con un paso atrás del empresario.

Nancy Pelosi es una mujer acostumbrada a las turbulencias políticas de Washington. Su padre, Thomas D’Alessandro, fue congresista y alcalde de Baltimore y ella desde muy pequeña empezó a aprender cómo funcionaban las instituciones. Una experiencia que le resultó muy útil cuando comenzó su propia carrera política desde California, tras casarse con Paul Pelosi. Pese a que representa los valores tradicionales del establishment (raza blanca, rica y católica), tal y como cuenta El País, lo cierto es que Pelosi siempre se ha mostrado muy progresista, criticando la guerra de Irak o apoyando desde el principio el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Su primera presidencia del Congreso (2007-2011) coincidió además con la primera elección de Barack Obama al frente de la nación (2008), con la ilusión que este nombramiento despertó. Ahora, tras recuperar los demócratas el control de la Cámara hubo muchas voces (dentro y fuera del partido) que dudaron que ella fuera la indicada para plantar cara al Gobierno de Trump.

Alexandria Ocasio Cortez (Photo by Ira L. Black/Corbis via Getty Images)
Alexandria Ocasio Cortez (Photo by Ira L. Black/Corbis via Getty Images)

En su contra jugaba su avanzada edad (78 años) y la renovación de caras que está llevando a cabo la formación, que está apostando por un perfil más multicultural y joven, donde Alexandria Ocasio Cortez cada vez cuenta con más fuerza. Pero a pesar de todo, terminó siendo elegida y el tiempo ha demostrado que su larga trayectoria ha sido el mejor aval posible, asestándole a Trump una derrota dura de digerir. Su capacidad analítica, su manejo de los tiempos en las negociaciones y una postura dialogante, pero con las líneas rojas muy claras han terminado inclinando la balanza. Una firmeza que ha sido muy aplaudida tanto en el partido como en la sociedad.

Cuando acabe su mandato, Pelosi ya tendrá 82 años. Quizás su último gran servicio sea devolver a un demócrata a la Casa Blanca. De momento ha logrado algo que su partido no estaba consiguiendo desde hace años: mostrar la vulnerabilidad de Trump y hacerle retroceder. Un factor que puede multiplicar las opciones de la formación de cara a los comicios presidenciales de noviembre de 2020.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente