Nagorno-Karabaj: Armenia y Azerbaiyán acuerdan en Rusia no "usar la fuerza"

© Sergei Bobylyov, AFP

El presidente ruso, Vladimir Putin, recibió el lunes a los líderes de Armenia y Azerbaiyán para conversar sobre la cuestión del enclave de Nagorno-Karabaj, en un momento en que Moscú intenta reafirmar su influencia en la región.

Armenia y Azerbaiyán han acordado "no utilizar la fuerza" para resolver el conflicto sobre el enclave de Nagorno-Karabaj, tras una cumbre celebrada el lunes 31 de octubre en Rusia entre sus dos líderes y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Bakú y Ereván "acordaron no recurrir a la fuerza" y "resolver todas las disputas únicamente sobre la base del reconocimiento de la soberanía mutua y la integración territorial", según una declaración conjunta adoptada al término de esta cumbre tripartita destinada a reafirmar la influencia de Moscú en el Cáucaso.

También destacaron "la importancia de los preparativos activos para la conclusión de un acuerdo de paz entre Azerbaiyán y Armenia, a fin de garantizar una paz duradera y sostenible en la región".

Rusia como árbitro

Vladimir Putin, que ha estado preocupado durante los últimos ocho meses por su ofensiva contra Ucrania, que ha provocado el desconcierto de los socios tradicionales de Moscú, quería que esta cumbre restableciera el papel tradicional de Rusia como árbitro en esta inestable región, donde Occidente está llevando a cabo sus propios esfuerzos de mediación.

La cumbre se celebró en Sochi, en el suroeste de Rusia, un mes después de que los enfrentamientos fronterizos dejaran 286 muertos. Se trata del mayor número de víctimas mortales desde la guerra de 2020 por el control de Nagorno-Karabaj, región disputada entre las dos antiguas repúblicas soviéticas desde la década de 1990.


Leer más sobre FRANCE24

Leer tambien:
Los armenios obligados a evacuar Nagorno-Karabaj enfrentan un futuro incierto
Crece la tensión en Nagorno Karabaj tras el ataque de Azerbaiyán
Al menos tres muertos en nuevos enfrentamientos entre Nagorno Karabaj y Azerbaiyán