Nadie entiende por qué la gente ve hasta el final estos infumables anuncios de IKEA

¿Te gustaría ver un vídeo de varios minutos de duración en el que una persona no hace otra cosa que lavar los platos? ¿Y otro de alguien echándose la siesta en un sofá? La respuesta normal es “no”, ya que se trata de acciones cotidianas que realmente no aportan nada al espectador.

Pues por increíble que parezca, así es la nueva campaña online de IKEA y está obteniendo mejores resultados que anuncios espectaculares con presupuestos millonarios. ¿Por qué? Nadie lo sabe…

[Te puede interesar: Virgin mete la pata al borrar con Photoshop el implante de una bailarina sorda]

Las piezas en cuestión se están mostrando en formato pre-roll, es decir, antes del vídeo que realmente la gente quiere ver. Este tipo de contenidos suelen tener una duración corta, ya que lo habitual es que los usuarios los cierren en cuanto tengan opción. Por tanto, el porcentaje de ellos que llegan hasta el final siempre es muy pequeño.

El ‘milagro’ de los anuncios de IKEA es que muchas personas los están viendo enteros, ¡y eso que duran varios minutos en los que no pasa nada! De hecho, los propios protagonistas hablan a cámara y le recuerdan a los espectadores que pueden cerrar el spot cuando quieran.

Seguramente ahí resida la clave de la campaña: que es difícil creer que de verdad no haya una sorpresa en algún momento de la pieza, y la curiosidad de las personas les lleva a consumir todo el contenido. O quizá es que para que un usuario realice una acción basta con decirle que haga lo contrario.

Sea como sea, la marca sueca ha vuelto a demostrar que su publicidad siempre tiene un punto creativo que la hace especial. Hasta para inmortalizar escenas cotidianas que no deberían interesar a nadie…

Imagen del spot
Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines