Número especial de Charlie Hebdo con una tirada de casi un millón de ejemplares

Lápices, flores y velas depositadas el 21 de enero de 2015 delante de la sede del semanario satírico francés Charlie Hebdo en memoria de las doce personas fallecidas en el ataque yihadista perpetrado dos semanas antes
Lápices, flores y velas depositadas el 21 de enero de 2015 delante de la sede del semanario satírico francés Charlie Hebdo en memoria de las doce personas fallecidas en el ataque yihadista perpetrado dos semanas antes

Un año después de los atentados que diezmaron su redacción en París, el 7 de enero, el semanario satírico francés Charlie Hebdo publicará el día 6 un número especial, con una tirada de casi un millón de ejemplares, informó el miércoles su dirección. Este número doble -32 páginas en lugar de 16- vendido al precio habitual de 3 euros, contará con un cuaderno de caricaturas de los desaparecidos -Charb, Honoré, Cabu, Wolinski, Tignous, los dibujantes asesinados el 7 de enero por dos yihadistas-, así como otras de los dibujantes actuales y mensajes de apoyo de numerosas personalidades. El semanario satírico ya ha recibido pedidos por adelantado desde el exterior, como por ejemplo Alemania, donde los distribuidores esperan recibir unos 50.000 ejemplares. Actualmente, el diario tiene tiradas de unos 100.000 ejemplares en quioscos, de los cuales 10.000 en el ámbito internacional, a los que se añaden los distribuidos entre 183.000 abonados. Una semana después del atentado, que provocó 12 muertos en la redacción de Charlie Hebdo, el semanario satírico publicó un "Número de los supervivientes", con una caricatura de Mahoma bajo el título "Tout est pardonné" ("Todo está perdonado"), que llegó a vender 7,5 millones de ejemplares en Francia y en el mundo. La publicación continuó con su frecuencia semanal apareciendo los miércoles y poco a poco su venta en quioscos volvió a un nivel más normal, pasando de 750.000 ejemplares de media en junio a 300.000 en septiembre. Actualmente, ya no baja, habiéndose estabilizado en alrededor de los 100.000, según su director financiero, Eric Portheault. Antes del atentado, Charlie Hebdo, que sufría gandes dificultades financieras para mantenerse, vendía apenas una media de 30.000 ejemplares por semana.