El número de empleados en ERTE bajó un 25 % en los dos últimos meses de 2021

·3 min de lectura

Madrid, 4 ene (EFE).- El número de trabajadores acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) vinculado a la covid-19 se redujo en un 25 % durante los dos últimos meses de 2021, hasta cerrar el año con 102.548 personas en esta situación.

Así se desprende de los datos preliminares difundidos este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que apuntan a que 52.863 de estos empleados se encuentran en suspensión total y 49.685 en suspensión parcial.

La cifra actual de trabajadores bajo un ERTE refleja que han salido de esta situación 35.000 personas respecto al 31 de octubre, 520.000 personas en comparación con el cierre de 2020 y 3 millones respecto al pico registrado durante los peores momentos de la pandemia.

"Ahora mismo, el fenómeno de los trabajadores en ERTE es prácticamente residual en nuestro mercado de trabajo", ha defendido en rueda de prensa el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, quien ha insistido en el "éxito" de este instrumento a la hora de proteger el empleo frente a la crisis provocada por la pandemia.

Arroyo ha recalcado que las medidas adoptadas no han derivado en una "zombificación" de la economía como temían algunos, que advertían del riesgo de que los apoyos implicaran mantener activas a empresas no productivas de forma artificial.

"Eso no ha ocurrido, las compañías que entraron en ERTE por covid (...) están incorporando a los trabajadores. No ha habido una destrucción de empleo, la gente no ha estado en ERTE para ir al paro después, sino que en su gran mayoría han vuelto a la actividad", ha señalado.

La hostelería y el turismo son los sectores que mantienen más personal en ERTE por covid, con las agencias de viajes a la cabeza de las estadísticas (concentran el 32 % de los casos), por delante del transporte aéreo (10 %).

Para Arroyo, el sector de las agencias de viaje es uno de los que debe "adaptarse a la nueva realidad", y ha recordado que por este motivo se han creado incentivos que facilitan a las empresas que todavía siguen acogidas a un ERTE formar a sus plantillas.

En este sentido, ha recordado que tres cuartas partes de todos los trabajadores que se mantienen en esta situación (76.259) tienen derecho a exoneraciones en las cotizaciones sociales por formación, y por el momento según las declaraciones presentadas por las empresas más de 30.000 "se verán beneficiados por algunos de estos programas".

El secretario de Estado de Seguridad Social ha considerado que estos datos permiten ser "optimistas", ya que significa que compañías de sectores especialmente perjudicados por la crisis sanitaria y que deben reformarse para adaptarse al nuevo contexto están "aprovechando el incentivo introducido desde la administración" para formar a sus trabajadores.

Los empleados en ERTE representan el 0,67 % de los afiliados al régimen general; por regiones, en Baleares y Canarias el dato supera el 1 % de todos los inscritos, mientras que el porcentaje más bajo se encuentra en la provincia de Huesca, con un 0,14 %.

Además, el número de empleados en un ERTE vinculado a causas no relacionadas con la pandemia (ETOP) disminuyó en un 30 % respecto al 31 de octubre, hasta acabar el año pasado con 20.124 trabajadores en esta situación.

Bajo esta figura, el sector con mayor concentración de casos es el del automóvil, que supone un 30 % del total.

Por último, otros 1.415 trabajadores están adscritos a los ERTE especiales por la erupción volcánica de La Palma, equivalente al 8,2 % de los afiliados en esta isla.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente