Myka Stauffer: la ola de críticas a los youtubers que "se deshicieron" del niño que habían adoptado y era el protagonista de su canal

Redacción - BBC News Mundo
Myka y James producían videos sobre su vida en YouTube e Instagram.

Internet puede llegar a ser muy descarnado cuando se enoja. Y bien lo saben los Stauffer, una pareja que documentaba en un popular canal de YouTube su vida con un bebé autista que había adoptado de China y que reveló que lo habían puesto en cuidado de otra familia.

Myka y James Stauffer, de Ohio, se hicieron populares en redes con sus videos sobre la adopción de Huxley y sus desafíos.

Desde 2017 habían recibido patrocinios y también ingresos por sus videos.

Pero el martes salió a la luz que el niño ya no vivía con ellos, poco después de que algunos usuarios hicieran notar que el bebé llevaba tiempo sin aparecer.

La pareja dijo que los problemas de comportamiento del bebé, sin especificar cuáles, hacían muy complicada la convivencia de la familia, que tiene otros cuatro niños.

Y aunque hay quien se ha mostrado comprensivo con su decisión, los críticos, muchos, los acusan de haber explotado al bebé para hacer carrera en YouTube.

Todo el contenido del canal The Stauffer Life desapareció de la plataforma.

"Es extremadamente deprimente que la influencer que recaudó fondos para adoptar a un niño, lo convirtió en su 'marca', haya descubierto que tenía necesidades especiales y lo sacara de su casa en secreto", escribió la periodista Sophie Ross en Twitter.

"Los niños no son perros que adoptas de una camada y los puedes devolver en 14 días si no encajan... asqueroso", comentó otro usuario de Twitter, uno de miles de reacciones negativas.

Popularidad

La pareja empezó a compartir videos de su familia en 2014. Y el canal de Myka llegó hasta los 700.000 suscriptores este año.

Los videos fueron eliminados del canal.

En 2016, anunciaron sus planes de adoptar un bebé en China y que estaban también pensando en un segundo de "Uganda o Etiopía".

La agencia de adopción les advirtió que Huxley tenía "daño cerebral", según escribió ella en una revista. Tras dudar, la pareja decidió proseguir con el proceso.

"Dios nos ablandó el corazón", escribió.

Señalaron que los ingresos de los videos patrocinados servirían para pagar la adopción. También pidieron donaciones de US$5 a los suscriptores para ayudar en las necesidades del bebé.

Un video de la familia viajando a China para conocer a Huxley, entonces de 2 años, fue extremadamente popular y llegó a las 5,5 millones de visualizaciones.

Subiéndose a la ola de popularidad de los videos sobre vida familiar, la pareja produjo horas de contenido documentando la vida de su hijo y su vida después de la adopción.

En el canal se podían ver actualizaciones detalladas del progreso de Huxley.

En las otras cuentas de la pareja ofrecía consejos sobre el embarazo (tuvieron dos hijos más después de la adopción), escolarización en el hogar, decoración, etc.

Myka Stauffer también apareció en entrevistas en revistas hablando de cuidar a niños con discapacidad.

Empresas como Glossier y Good American les ofrecieron contratos de patrocinio. El nacimiento de su quinto hijo apareció en la revista People en 2019.

La desaparición de Huxley

En 2019, Stauffer subió una actualización en la que comentaba que Huxley había sido puesto en tratamiento tras ser diagnosticado autismo.

Pero sus seguidores notaron que desde finales de 2019 y principios de 2020 habían dejado de aparecer en los videos.

El martes, la pareja reveló que Huxley había sido entregado a otra familia para su "bienestar emocional".

Y dijeron que la agencia de adopción no les había dado todos los detalles de su salud y que médicos en EE.UU. dijeron que el menor necesitaba "un encaje diferente para sus necesidades médicas".

"No puedo explicar lo mucho que se ha esforzado Myka para ayudar a Huxley", agregó James.

Algunos de quienes han seguido su historia por más tiempo les ofrecieron mensajes de apoyo. "Los respeto mucho por tener el valor de tomar una decisión tan dura", escribió uno.

Pero otros los acusaron de "deshacerse" de Huxley tras haber hecho dinero con él.

También hubo mensajes de apoyo para el niño. "Aunque estoy seguro de que esto es duro para todos, nada se compara con la pérdida que supone para el niño", escribió uno.

Muchos comentaron cómo esta historia ha vuelto a poner en entredicho las adopciones internacionales en las que los padres terminan por desistir en el cuidado del niño.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.