El "escándalo" de las ayudas a la conciliación salpica a un consejero murciano del PP con un sueldo de 75.000 euros

·3 min de lectura

La aguas políticas murcianas vuelven a discurrir revueltas tras una nueva polémica con un consejero de la región en el centro de la misma. Esta vez se trata de Antonio Luengo, dirigente del PP al frente de la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente, y la concesión de dos ayudas a la conciliación otorgadas por el Ayuntamiento de San Javier. La crítica le viene dada por parte de la oposición, que cuestiona la convocatoria de ayudas y el hecho de que alguien con un sueldo de 75.000 euros la haya solicitado. En su defensa, el político popular argumenta que cumplía con los requisitos. La renta no era uno de ellos.

Antonio Luengo, en una imagen del pasado 11 de agosto. (Photo By Javi Carrion/Europa Press via Getty Images)
Antonio Luengo, en una imagen del pasado 11 de agosto. (Photo By Javi Carrion/Europa Press via Getty Images)

La información ha sido publicada por Infolibre, que incide en el salario del consejero solicitante y en que a su familia le otorgaron dos de las 21 ayudas dadas para el pago de la escuela infantil en un pueblo con 2.000 parados. Las ayudas es cuestión las convocó el Ayuntamiento de San Javier, población de 33.000 habitantes, y en sus bases no se establecía como requisito en ningún momento un límite de ingresos o renta. Lo que sí se establecía es que para poder acceder a la ayuda ambos padres (salvo familias monoparentales acreditadas) debían “trabajando en el momento de la solicitud o formándose” y tener “hijos matriculados en un centro, público o privado, en la etapa de primer ciclo de Educación Infantil de 0 a 3 años”.

Y a eso se aferra Luengo en su defensa ante la polémica desatada tras la publicación de la noticia. Asegura que es padre de familia numerosa, que su mujer también trabaja y que tenían derecho a la ayuda y por eso se la dieron, porque cumplían con los requisitos. Culpa a PSOE y a Podemos de estar detrás de una “campaña de desprestigio contra su persona”.

En declaraciones a Onda Cero, ha explicado que “además de consejero soy padre como todos saben” y que en febrero de 2020, cuando nació su tercer hijo, no se cogió ni un solo día de baja por paternidad. Sobre la ayuda solicitada, ha añadido que la pidió y se la concedieron porque cumplía con los requisitos y por eso no entiende lo noticiable del hecho ni la información publicada por Infolibre.

La convocatoria fue presentada en mayo por el Consistorio y a finales de junio a Luengo le asignaron 300 euros para uno de sus hijos y 285 euros, para el otro. La ayuda, presupuestada en 30.000 euros, gastó solo 5.965,91 repartidos entre 21 beneficiaros. Según ha reconocido el Consistorio, les “sorprendió” que solo se presentasen 24 solicitudes, tres de las cuales se descartaron, cuando les dieron publicidad a través de “medios de comunicación locales, medios municipales (web y redes sociales) y de manera directa e individualizada a través de las cuatro escuelas infantiles del municipio, que actualmente tienen matriculados a 190 niños de 0 a 4 años”.

Sin embargo, en la oposición no lo ven así. Desde Podemos, su secretario de comunicación, Víctor Egío, ha pedido al consejero que “aclare el escándalo de las ayudas municipales recibidas para la guardería de sus hijos” y valora que “con ingresos de más de 75.000 euros anuales, ni siquiera se debería haber atrevido a solicitar estas ayudas”. Además, ha cargado contra a el Ayuntamiento de San Javier por lo que califica como una convocatoria “oscura” de la que “no se enteraron la mayoría de familias que podrían haber pedido esta subvención”.

EN VÍDEO | El Gobierno impulsa la escolarización de los más pequeños: 65.000 nuevas plazas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente