El mundo refuerza la vacunación contra el covid-19, preocupado por las variantes

Joe JACKSON con las oficinas de la AFP en el mundo
·5 min de lectura

Ante la persistencia de la pandemia de covid-19, el mundo sigue apostando por la vacunación: Reino Unido superó este domingo los 15 millones de personas vacunadas, en tanto Japón autorizó por primera vez una vacuna a cinco meses de la apertura de los Juegos Olímpicos.

El Reino Unido "ha logrado una hazaña extraordinaria", dijo el primer ministro, Boris Johnson, en un mensaje de vídeo publicado en Twitter.

"ES UNA NOTICIA FANTÁSTICA: más de 15 millones de personas recibieron su primera dosis contra el covid", comentó en Twitter el ministro de Salud, Matt Hancock.

Johnson alcanza así su objetivo de ofrecer a mediados de febrero una vacuna a las cuatro categorías prioritarias de la población designadas por el gobierno: los mayores de 70 años, el personal sanitario de primera línea, los empleados y residentes de hogares de ancianos y los pacientes más vulnerables, es decir 15 de los 66 millones de habitantes.

El gobierno espera reabrir las escuelas a partir del 8 de marzo y salir progresivamente del confinamiento -el tercero- instaurado a comienzos de año tras la aparición de una variante más contagiosa que hizo que la pandemia creciera exponencialmente.

Con unos 117.000 fallecidos, el Reino Unido es el país europeo más golpeado por la pandemia.

- Vacunación en Japón -

En Japón, el gobierno otorgó este domingo su primera autorización a una vacuna contra el coronavirus, la que desarrolló Pfizer, allanando el camino para el lanzamiento de una campaña de vacunación cinco meses antes de la apertura de los Juegos Olímpicos del verano boreal.

La vacuna Pfizer/BioNTech será administrada en Japón a entre 10.000 y 20.000 trabajadores de la salud a partir del miércoles, antes de extender la inmunización a otros trabajadores del mismo sector y a los ancianos desde abril, incluso con otras vacunas.

En Líbano, un médico fue la primera persona en recibir una vacuna en Beirut, dando inicio a la campaña de inmunización en un país asolado por graves crisis de salud, económicas y políticas; y que suma 339.122 contagios y 3.993 muertes, según las últimas cifras oficiales.

Mientras que Ruanda ha comenzado a vacunar también a grupos con alto riesgo de infección, como los trabajadores médicos de primera línea, con dosis limitadas de vacunas.

- Renuncia en Perú -

A nivel mundial, se han administrado 172,10 millones de dosis de vacunas en al menos 95 países o territorios, según un recuento realizado el domingo por la AFP a partir de fuentes oficiales.

Desde que fuera detectado por primera vez en China en diciembre de 2019, el coronavirus ha matado a más de 2.396.000 personas. Más de 108,5 millones contrajeron la enfermedad.

Con más de 639.000 fallecidos (20 millones de contagiados), la región de América Latina y el Caribe es la segunda más castigada del mundo, por detrás de Europa 803.017 fallecidos) y por delante de Estados Unidos y Canadá (505.744).

Estados Unidos continúa siendo el país del mundo más golpeado por la pandemia, con 484.149 fallecidos, seguido de Brasil (239.245), México (174.207 muertos), India (155.642) y el Reino Unido (116.908).

Perú, que acumula 43.491 fallecidos y 1,22 millones de casos confirmados, se encuentra en tanto envuelto en un escándalo por la vacunación silente de algunos miembros del gobierno antes de que comenzara -el martes pasado- la campaña de inmunización para el personal sanitario.

La tormenta política, que se desató el jueves cuando un diario limeño publicó que el entonces presidente Marín Vizcarra había sido vacunado en octubre antes de ser destituido, provocó este domingo la renuncia de la canciller Elizabeth Astete.

Astete explicó que recibió una dosis en enero y que hacerlo constituyó un "grave error".

Se trata de la segunda renuncia en el gabinete del presidente interino Francisco Sagasti por este caso, luego de la salida de la ministra de Salud Pilar Mazzetti, y los medios locales aseguran que puede haber muchos más funcionarios vacunados de esta manera.

- Alemania filtra ingresos -

Temerosa de las variantes del virus, Alemania cerró gran parte de sus fronteras con la región tirolesa de Austria y la República Checa, concitando las críticas de la Unión Europea.

"Las personas que no se encuentren entre las pocas excepciones autorizadas no podrán entrar" en territorio alemán, advirtió el ministro del Interior, Horst Seehofer, al diario Bild.

Berlín movilizó un dispositivo de mil policías para garantizar los controles. Hasta el domingo por la tarde, habían sido revisado unos 1.700 vehículos y devuelto 500 de ellos.

"¡Es un desastre!", exclamó Irene, detenida en seco el domingo en el puesto fronterizo de Kiefersfelden, donde policías con mascarillas filtraban estrictamente las entradas.

"La Comisión Europea está preocupada por las recientes decisiones unilaterales" en la frontera, dijo el domingo el comisionado de Justicia Didier Reynders.

Italia, por su parte, decidió mantener cerradas sus estaciones de esquí, que iban a reabrir el lunes, hasta el 5 de marzo, debido a la progresión de variantes del coronavirus, incluida la británica, anunció este domingo el Ministerio de Sanidad.

- Variante británica en Nueva Zelanda -

En Nueva Zelanda, casi dos millones de residentes de Auckland, la ciudad más grande del país, están confinados desde la medianoche del domingo y por tres días, luego del descubrimiento de una nueva fuente de contaminación por coronavirus.

Escuelas y comercios permanecerán cerrados el lunes, con excepción de los negocios considerados "imprescindibles", ordenó la primera ministra Jacinda Ardern.

Tres miembros de la misma familia dieron positivo durante el fin de semana, lo que generó preocupación en el país, que ha sido aclamado por su gestión altamente eficaz de la pandemia.

El Departamento de Salud dijo que dos de los tres casos positivos se debieron a la variante detectada por primera vez en el Reino Unido, que aún no había sido hallada en el país.

bur-mpa/ial/at/plh/ybl/dg/lda