Multitudes en Japón despiden a Shinzo Abe en medio de homenajes al exmandatario

·4 min de lectura
© AFP - PHILIP FONG

Este martes se celebró el funeral del ex primer ministro en un reconocido templo budista de la capital japonesa. El evento fue privado, pero miles de personas se concentraron a las afueras del santuario para conmemorar a Abe. A las exequias asistieron reconocidas figuras nacionales e internacionales.

En el exterior del templo budista de Zojoji, en Tokio, miles de seguidores del ex primer ministro Shinzo Abe se congregaron para esperar que el coche fúnebre que transportaba al antiguo mandatario comenzara su recorrido sepulcral. En el interior del templo, la viuda de Abe, Akie, junto a familiares y allegados del mundo político nipón asistían al funeral ornado con inciensos y sutras (oraciones y textos del budismo).

El funeral, al igual que el velatorio, se realizó a puerta cerrada y sólo se habilitó un área del recinto religioso para el acceso al público. Cientos de personas se acercaron al santuario y algunas de ellas realizaron ofrendas en homenaje al difunto líder.

En total, cerca de 2.500 personas acompañaron el recorrido del coche fúnebre que se movilizó por varias zonas de la capital nipona. Los puntos obligados del trayecto fueron el Kentai, residencia oficial del primer ministro; la Dieta, el Parlamento nacional; y la sede del Partido Liberal Democrático (PLD), del cual Abe hacía parte.

El recorrido contó con la presencia de prominentes personalidades nacionales, como el actual primer ministro, Fumio Kisihida, copartidario de Abe; e internacionales, como el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien se refirió a Shinzo Abe como un hombre “visionario” y agregó: "(Abe) hizo más que cualquier otra persona para llevar a nuevas alturas la relación (entre ambos países)".

Esta visita de Blinken en representación del presidente estadounidense, Joe Biden, reitera la relación de amistad entre el país asiático, tercera economía del mundo, y el país norteamericano. Otros líderes mundiales también se pronunciaron sobre la ceremonia, como el presidente francés Emmanuel Macron quien, pese a no asistir, expresó sus condolencias a la familia y al pueblo japonés en la red social Twitter.

"Nos gustaría expresar nuestras condolencias al Gobierno de Japón y al pueblo japonés en nombre del pueblo francés en la noticia del ex primer ministro Shinzo Abe. Japón ha perdido a un gran primer ministro que dedicó su vida al país y trató de equilibrar el mundo", comentó el mandatario.

Finalmente, el coche fúnebre llegó al lugar donde el cuerpo de Abe fue incinerado, como dictan las enseñanzas budistas. La urna con las cenizas permanecerá siete semanas en la casa del expremier y luego será transportada al sudoeste del país, de donde provienen sus progenitores. Asimismo, las autoridades señalaron que se realizará un homenaje público en los próximos días.

Magnicidio inesperado

Shinzo Abe, quien ejerció el máximo cargo de la política japonesa entre 2012 y 2020, fue asesinado el pasado 8 de junio cuando se dirigía a un grupo de personas en medio de un acto de campaña electoral en la ciudad de Nara organizado de cara a las elecciones a la Cámara Alta que tuvieron lugar el domingo pasado.

El asesino de Abe, quien fue detenido inmediatamente por la Policía, es un hombre de 41 años que perteneció al Ejército nipón y que al parecer venía planeando el atentado desde 2021. El detenido atribuye el motivo de su crimen a un supuesto apoyo de Abe a la Iglesia de Unificación, también conocida como la secta 'Moon'.

Este magnicidio conmocionó al país porque no es común que en Japón se presenten actos de violencia armada y también porque Abe fue un líder carismático, que es recordado con agrado por una parte importante de la población nipona.

"El señor Abe trabajó mucho por el país, pero ahora está muerto. He venido para orar para que descanse en paz", dijo Meika Nakashima, residente de la prefectura de Saitama, a la Agencia EFE.

El legado de las políticas de Shinzo Abe

Abe pasó a la historia como el primer ministro más longevo en el poder, ocho años; además, ocupó dicho cargo dos veces, entre 2007 y 2008. Sus posturas políticas nacionalistas no lo libraron de ser percibido como un líder polémico. Abe promulgó cambiar la Constitución pacifista del país y tuvo un discurso radical en cuanto a los asuntos de Defensa y política exterior.

También es recordado por sus políticas económicas: la más famosa de ellas fue nombrada 'Abenomics', que buscaba desatascar y propulsar la economía nipona.

Su partido político, el PLD, gobierna actualmente el país y obtuvo mayorías en las recientes elecciones de la Cámara Alta del parlamento celebradas el 10 de junio, dos días después del asesinato.

Con EFE, Reuters y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente