Mujica, el as bajo la manga para ganar las elecciones en Uruguay

El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) fue registrado este jueves, durante una rueda de prensa, en un hotel de Montevideo (Uruguay). EFE/Federico Anfitti

Montevideo, 7 nov (EFE).- Como si fuera un mago en apuros, el Frente Amplio uruguayo tiene un as bajo la manga para ganar las elecciones: el expresidente José Mujica, quien buscará, una vez más, convencer a la población, recuperar votos perdidos y ayudar a su fuerza política a vencer los comicios.

Pese a sus 84 años, el exguerrillero, diputado, senador y presidente entre 2010 y 2015 está cada día más involucrado con la campaña política y este jueves decidió dar un nuevo paso: aceptar formar parte de un futuro gabinete si el candidato del Frente Amplio (FA, izquierda), Daniel Martínez, gana el 24 de noviembre.

Ante la "coalición multicolor" con vistas a un futuro gobierno lograda por su rival en la segunda vuelta, el candidato del Partido Nacional (PN, centroderecha), Luis Lacalle Pou, con acuerdos con las principales fuerzas de la oposición, el FA ha vuelto la vista a su 'vieja guardia' para reconquistar a los descontentos.

Martínez obtuvo un 39 % de los votos en la primera vuelta, un resultado por debajo de lo esperado en las filas frenteamplistas y que complica mucho la obtención de un cuarto mandato consecutivo.

MUJICA, DE SENADOR MÁS VOTADO A ABANDONAR SU BANCA

"Pepe" Mujica fue electo como senador para el próximo período legislativo (2020-2025) y su lista 609, del Movimiento de Participación Popular (MPP), fue la más votada dentro del FA, con 283.689 sufragios.

Si Martínez gana en el balotaje, Mujica deberá renunciar a su escaño para encarar las tareas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a cuyo frente ya estuvo entre 2005 y 2008 -durante la primera Presidencia de Tabaré Vázquez (2005-2010)- y fue uno de los responsables de la trazabilidad ganadera.

El año pasado el expresidente también había dicho adiós a su banca como senador para tomarse "una licencia antes de morir de viejo", pero el MPP le convenció para volver a presentarse y dar pelea desde dentro del Parlamento una vez más.

Ahora, los planes del exguerrillero tupamaro podrían cambiar y enfocarse a otras tareas a pesar de que, en más de una oportunidad, manifestó su intención de finalizar su carrera política en el Palacio Legislativo.

LA "CHANGA" QUE LE QUEDA GRANDE A MUJICA

El exmandatario uruguayo admitió que aceptó la propuesta de Martínez porque "uno no puede dejar de ser" y siempre está dispuesto a acompañar los esfuerzos que la fuerza política le exige.

"Por razones de edad, de esqueletos, de tripas, esta es una changa (trabajo temporal) que me queda grande. Porque hay que tronquear (recorrer) mucho este país e intimar mucho. Pero no puedo ni debo decirle no a mi querido compañero", dijo en referencia a Martínez.

Sin embargo, Mujica reconoce que su rol debe ser de "trampolín" para ser sustituido después por alguien con "más ventaja y juventud".

Durante su futura gestión, el octogenario político dijo que intentará favorecer a la gente que arriesga en el campo y no darle la espalda.

"Es torpe esa idea infantil de que el hombre de campo tiene que ser una gente bruta, de mano gruesa, que lee poco y que habla poco. La gente de campo del Uruguay que viene por delante tiene que ser intelectualmente promovida, intelectualmente comprometida y ser una parte esencial para el desarrollo del país", detalló.

¿TABLA DE SALVACIÓN PARA EL FA?

Después de varios anuncios con menos campanillas a nivel internacional, ante la sorpresa de muchos Martínez confirmó este jueves a Mujica como titular de la cartera ya mencionada y al actual ministro de Economía, Danilo Astori, como próximo canciller, si él es el próximo presidente de Uruguay.

"Vengo a presentar como ministros a dos compañeros que no necesitan más presentación, son más que conocidos, pero que justamente nos van a aportar ese balance, esa experiencia, ese soporte político que es tan importante a la hora de generar un equipo", dijo Martínez durante el anuncio.

La experiencia, su trayectoria política y el arraigo popular son solo algunas de las razones por las que estos dos históricos políticos uruguayos volverían a la actividad ministerial en un nuevo periodo de gobierno del FA (en el poder desde 2005).

La mayoría de análisis políticos en Uruguay resaltan que la apelación a dos 'pesos pesados' del FA es la última bala para rescatar votos perdidos en la primera vuelta en favor de opciones como Partido Colorado (PC, centroderecha) o Cabildo Abierto (CA, derecha).

"MANOTAZO DE AHOGADO" Y "¡SOCORRO!", ALGUNAS CRÍTICAS OPOSITORAS

La figura de Mujica en Uruguay es tan amada como odiada por la población y el espectro político; por ello que no demoraron en llegar las críticas dentro de la oposición al anuncio de Martínez.

En este sentido, el senador electo del PN, el magnate Juan Sartori, señaló que no sabía si el anuncio era un chiste o "un manotazo de ahogado" para conseguir algún voto más.

El actual diputado y senador electo por el PN Jorge Gandini también publicó en su cuenta de Twitter y puso: "Astori y Mujica Ministros? SOCORRO!!!!!".

"Con Mujica a Ganadería y Astori a la Cancillería cartón lleno del continuismo total. Martinez asegura cada día con mayor certeza dos cosas: que en su gobierno mandará el aparato del FA y que será más de lo mismo en todos los temas. Es imprescindible un cambio", puso el excandidato a presidente por el Partido Independiente, Pablo Mieres, en su Twitter.

Mujica, que hasta ayer creía que iba a comenzar tranquilamente a trabajar como senador, ahora se calzó el traje de ministro, saldrá a recorrer el país e intentará, probablemente por última vez, convencer a la población de que el proyecto político que él integra debe seguir en el gobierno por otros cinco años.