Mujeres gritan su indignación en palacio presidencial de México tras brutal feminicidio

1 / 3

Mujeres gritan su indignación en palacio presidencial de México tras brutal feminicidio

Colectivos de feministas en México llevaron este viernes un furioso reclamo a las puertas del palacio presidencial y hasta al propio mandatario, Andrés Manuel López Obrador, impulsadas por la indignación que provocó esta semana el atroz feminicidio de una joven en la capital mexicana.

Casi un centenar de ellas denunciaron a gritos la violencia contra las mujeres y realizaron pintas en el frontis del Palacio Nacional, mientras que la activista Frida Guerrera confrontó al mandatario izquierdista con esta problemática.

"Usted habla mucho de corrupción. El tema del feminicidio y las desapariciones está repleto de corrupción", reclamó Guerrera a López Obrador durante su habitual conferencia matinal.

"No estoy evadiendo mi responsabilidad. Todos los días atiendo el problema y no estoy preocupado, estoy ocupado", respondió incómodo López Obrador.

El veterano líder afirmó que su gobierno garantiza que habrá "castigo para los responsables" de ejercer violencia contra las mujeres.

"Me pronuncio en favor de las mujeres y en contra de la violencia (...) Estoy totalmente en contra del machismo, que no quede duda", dijo López Obrador.

México registró 1.006 víctimas de feminicidio en 2019, según cifras oficiales, aunque el número podría ser mayor pues existen deficiencias para tipificar el delito, según expertos.

Mujeres con vestimenta oscura y el rostro cubierto, pintaron frases como "¡México feminicida!" en las paredes de la residencia oficial mientras demandaban que el mandatario se pronuncie sobre los asesinatos de mujeres.

La presidencia difundió horas más tarde un "decálogo" que López Obrador lanzó durante su conferencia donde expresa estar contra la violencia "en cualquiera de sus manifestaciones", contra el machismo y las agresiones a mujeres.

La protesta frente al palacio presidencial es la primera de varias convocadas este viernes en la capital mexicana y otras ciudades del país tras el atroz asesinato de Ingrid Escamilla, de 25 años, muerta a puñaladas y luego desollada por su pareja en el norte de Ciudad de México.

- Disculpa pública -

Una comitiva de unas 10 activistas ingresó a Palacio Nacional y se reunió con el equipo de comunicación de Presidencia. Allí exigieron que López Obrador "ofrezca una disculpa pública" por preferir hablar de otros temas como el avión presidencial en vez de los feminicidios.

"Seguiré manifestándome con tubos y palos si es necesario", dijo a la AFP una socióloga de 32 años que prefirió omitir su nombre "por miedo a represalias".

Posteriormente, una veintena de mujeres, también de negro y encapuchadas, marcharon por calles del centro hasta la "Anti Monumenta", una escultura en memoria de las víctimas de violencia de género situada frente al céntrico Palacio de Bellas Artes, mientras gritaban "¡Que tiemblen los machistas!".

Diversas agencias de Naciones Unidas en México condenaron "enérgicamente" este viernes el crimen de Escamilla y el de otras mujeres y niñas asesinadas diariamente en México "por razones de género".

Recordaron también que existe un marco jurídico internacional que obliga al Estado mexicano a eliminar la discriminación de género en medios de comunicación, luego de que imágenes del cuerpo destrozado de Escamilla fueran filtradas a la prensa y publicadas por algunos diarios y en redes sociales.

"¡Prensa vendida!", gritaban repetidamente afuera de la residencia presidencial. "Filtran las fotos porque les valemos madre (no les importamos)", acotó otra manifestante con voz furiosa, en imágenes difundidas por medios locales.

El gobierno capitalino dijo que investiga a los especialistas forenses y policías que atendieron el caso, sospechosos de filtrar las imágenes, mientras que el gobierno federal hará lo propio con los medios que las publicaron.