Una mujer lleva a los tribunales la confesión de paternidad que su madre le hizo antes de morir

Foto de archivo de un juez.
Foto de archivo de un juez.

Foto de archivo de un juez.

Una mujer está intentando conseguir que la Justicia acepte la demanda de filiación que impulsó en un pueblo del Raiguer, en Palma de Mallorca, después de que su madre le confesara quién era su padre justo antes de morir.

De momento, el juzgado de Primera Instancia de Inca y la Audiencia Provincial han rechazado la reclamación porque no entienden que haya suficientes pruebas que puedan justificar la confesión, según ha informado Última Hora.

La hija ha presentado tal solicitud con el objetivo de buscar los restos mortales del supuesto padre que todavía no han sido localizados y que han impedido que pueda haber una prueba biológica.

La madre de la protagonista le confesó la identidad poco antes de morir y, tras ello, tanto la mujer como su pareja afirmaron en el procedimiento judicial las palabras de la progenitora.

Según recoge el citado medio, otros testigos también detallaron que cuando el supuesto padre murió, la madre impidió a su hija ir al funeral para que en la iglesia no le dieran el pésame.

La demandante ha recogido en el documento presentado que ella fue fruto de una relación extramatrimonial y que fue inscrita con los apellidos del marido de la madre.

La Justicia no ve suficientes pruebas

Las dos instancias judiciales creen que las pruebas son insuficientes y ha causado dudas a los magistrados por los testigos que ha presentado, ya que algunos de ellos son amigos de la demandante.

“El único dato comprobable que aportó una de las testigos fue que la madre no quiso que su hija fuera al funeral porque en tal caso le habrían dado el pésame, más dicho indicio es equívoco por cuanto bien pudo querer la madre que su hija no pasase por la situación porque era un mero rumor o bulo”, señala el texto de la sentencia de la Audiencia, tal y como publica Última Hora.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR