La mujer detenida en Bigastro por el presunto asesinato de su hijo también está acusada de maltratar al hermano

·2 min de lectura
Imagen de archivo de un coche patrulla en Madrid. (Photo: Ben185 via Getty Images/iStockphoto)
Imagen de archivo de un coche patrulla en Madrid. (Photo: Ben185 via Getty Images/iStockphoto)

Imagen de archivo de un coche patrulla en Madrid. (Photo: Ben185 via Getty Images/iStockphoto)

La mujer de 32 años detenida en Bigastro (Alicante) tras la muerte de su hijo de 27 meses ha sido acusada de matar al menor y de ejercer sobre él un maltrato continuado, así como también de lesionar al hermano gemelo del niño.

Según ha informado la Guardia Civil, la mujer alertó hacia las 21:15 horas del sábado día 11 de un supuesto accidente doméstico por el que uno de sus hijos se había golpeado en la cabeza con la mesa y había perdido el conocimiento, pero cuando llegaron los agentes se encontraron contradicciones entre la manifestación de la madre y los indicios observados.

Los servicios sanitarios trataron de reanimar al pequeño, pero se certificó su muerte apenas 20 minutos después. Tras un primer estudio realizado por el médico forense, a las 1:15 horas se realizó el levantamiento del cuerpo del pequeño y se le trasladó al Hospital General de Alicante para un examen médico y, posteriormente, al Instituto de Medicina Legal para realizarle la autopsia.

Después de observar distintos indicios que apuntaban a que el suceso fuera el resultado de un episodio de malos tratos continuados en el ámbito familiar, el lunes 13 el Equipo de Policía Judicial de Guardamar de Segura detuvo a la madre de los menores.

Secuelas sufridas en diferentes fechas

Se constató así que el cuerpo del menor fallecido presentaba secuelas de numerosas lesiones sufridas en diferentes fechas, muchas de ellas anteriores, algunas el día previo a su muerte y otras incluso del sábado.

El otro hermano, que ya desde la madrugada del sábado había quedado bajo la custodia del único familiar con el que tenían contacto, fue trasladado al Hospital General de Alicante el día 13 para un estudio pormenorizado de las lesiones que también presenta.

Fuentes conocedoras del caso han explicado que la mujer, que según vecinos del municipio no tenía trabajo ni tampoco perfil de persona violenta, es madre de tres niños, uno mayor y los dos gemelos, uno de los cuales es el fallecido.

La detenida, de nacionalidad albanesa y a la que pese a no constarle antecedentes, había tenido retirada la custodia de los dos menores por drogodependencia, será puesta este miércoles a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Orihuela.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente