El Dáesh reivindica el mortal atentado contra la embajada rusa en Afganistán

·1 min de lectura

Al menos seis muertos por un ataque reivindicado por el autodenominado Estado Islámico en Afganistán. En la explosión, en las cercanías de la embajada rusa, han muerto un guarda de seguridad y el segundo secretario de la delegación. Además, cuatro policías afganos también han sido asesinados.

"Se adoptó inmediatamente un conjunto de medidas para reforzar la protección del perímetro exterior. Se encargaron fuerzas adicionales de las autoridades talibanes y se utilizaron las capacidades de la inteligencia y la contrainteligencia de Afganistán. Esperemos que los organizadores y autores de este acto terrorista sean castigados lo antes posible", ha detallado el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

La identidad de los fallecidos entre el personal de la embajada se comunicó desde Rusia, poniendo fin a sucesivas especulaciones sobre su nacionalidad y los cargos. Rusia fue uno de los pocos países que mantuvieron su embajada abierta en Kabul después de que los talibanes tomaran Afganistán el 15 de agosto de 2021.