Al menos un muerto y tres desaparecidos en Panamá por coletazos de Iota

Agencia EFE
·3 min de lectura

Panamá, 17 nov (EFE).- Al menos una persona ha muerto y tres permanecen desaparecidas en Panamá a causa del temporal de lluvia y viento vinculado a la llegada a Centroamérica del huracán Iota, informaron este martes fuentes oficiales.

En uno de los últimos boletines del Gobierno Nacional sobre el desarrollo de la situación meteorológica en el país se informa que entre los daños humanos se registró una víctima fatal en Nole Duima, de la Comarca Ngäbe Buglé, donde también hay un desaparecido.

El reporte no precisa la identidad de la persona fallecida, ni tampoco su sexo ni edad.

Medios locales, como el tabloide Mi Diario y el diario La Prensa, que citan fuentes oficiales, publicaron en su página de internet que la víctima fatal es una niña, de cinco años de edad, que murió ahogada en la comarca Ngäbe Buglé, en el occidente del país.

Las fuerzas de rescate están en la búsqueda de un menor de ocho años en Soloy, comarca Ngäbe-Buglé; un hombre en Margarita de Chepo, este de la capital, y un adulto de 50 años en el río Estivaná, en la provincia central de Los Santos, dijo Rauwi Lezcano, del Centro de Operaciones de Emergencia, según el rotativo.

Además, el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) trasladó desde el Centro de Recepción de Migrantes de La Peñita, en Darién, a 185 personas que estaban en condición de vulnerabilidad frente a la crecida del río Chucunaque que bordea el campamento, informó el Gobierno.

Se trata de hombres, mujeres y niños que forman parte de una población de migrantes que han ingresado a Panamá de forma irregular por las selvas del Darién y a quienes las autoridades panameñas han ofrecido alojamiento, atención de salud y alimentos.

Cada año miles de migrantes irregulares movidos por traficantes de personas llegan a Panamá procedentes de Suramérica y con destino a Estados Unidos, en un flujo que ha generado crisis humanitarias en el istmo centroamericano en los últimos años.

Una vez que entran al país, los migrantes son alojados en los albergues de Lajas Blancas y de La Peñita, en la provincia de Darién, la peligrosa selva que hace de frontera natural con Colombia.

Son personas en su mayoría provenientes de Haití, Chile y Brasil, además de India, Ecuador, Guinea, Pakistán, Angola, Sri Lanka y otras nacionalidades, con la idea de seguir camino hacia Costa Rica, para desde allí continuar con destino a Estados Unidos.

LAS CONDICIONES METEREOLÓGICAS EN EL PAÍS

El Gobierno panameño indicó que el fenómeno atmosférico Iota, que se degradó a huracán de categoría uno, continúa sobre Nicaragua y parte de Honduras, "afectando con sus secuelas a nuestro país".

El último informe meteorológico de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA) indica que como consecuencia de Iota hay bandas nubosas que producirán lluvias en seis de las 10 provincias del país.

Igualmente se esperan vientos de entre 20 y 30 kilómetros por hora en gran parte del país, con dirección sur, llegando a ráfagas de hasta 40 kilómetros por hora.

El resto del país estará de parcialmente nublado a nublado y en ocasiones con lluvias intermitentes, esperándose que en las últimas horas de la tarde las precipitaciones "mermen considerablemente en todo el país".

El Centro de Operación Nacional (CON) informó que continúa con el monitoreo del clima en todo el país, dando seguimiento además a la evacuación y traslado de personas.

En Panamá rige desde el fin de semana una emergencia ambiental, que se sumó a otra de prevención en las regiones afectadas por las lluvias asociadas al huracán Eta, que dejaron al menos 19 muertos, 12 desaparecidos y destrucción de cultivos y de caminos en zonas agrícolas especialmente del oeste del país.

(c) Agencia EFE