Un ataque con cuchillo deja un muerto y 4 heridos, entre ellos el futbolista Pablo Marí, en Milán

Una persona ha muerto y otras cuatro han resultado heridas, entre ellas el futbolista español del Monza Pablo Marí Villar, al ser apuñaladas por un hombre en un supermercado de la localidad de Assago, en las afueras de Milán, informaron medios locales.

El autor, de nacionalidad italiana, fue detenido por la policía, según las mismas fuentes, que señalan que Marí fue trasladado al hospital Niguarda de Milán, donde se encuentra consciente y su estado no es grave.

El diario Gazetta dello Sport publica que el exjugador del Arsenal, del Flamengo, del Deportivo de La Coruña y del Mallorca fue herido en el tórax y se encontraba en compañía de su esposa y su hija cuando fue atacado.

El suceso se produjo alrededor de las 18.30 horas (16.30 GMT) cuando un hombre de 45 años agarró un cuchillo de los estantes de un supermercado Carrefour situado en el interior de un centro comercial y comenzó a apuñalar a los presentes, hiriendo a cinco de ellos, según las primeras informaciones.

El fallecido es un cajero del supermercado, de 30 años, que murió mientras era trasladado en helicóptero al hospital tras varias puñaladas en el tórax y en el abdomen, mientras que otro hombre de 40 años fue también traslado en código rojo al Policlínico de Milán y el cuatro herido grave es un anciano de 80 años que ingresó en el hospital Fatebenefratelli.

Una mujer reportó una herida en una mano que no necesitó hospitalización y otra de 81 años también fue atendida.

Según las primeras informaciones, el agresor tenía problemas mentales y estaba en tratamiento por una fuerte depresión.

La cadena Carrefour, a la que pertenece el hipermercado, expresó en una nota "su máxima cercanía a los empleados y clientes involucrados en el ataque y a sus familias", y confirmó que se llamó inmediatamente a la policía y que el atacante fue detenido.

Asimismo la empresa activó de inmediato "un servicio de apoyo psicológico para todos los empleados directa o indirectamente involucrados en el incidente”.

Marí fue apuñalado en la espalda, pero no corre peligro, asegura Galliani

El defensa español del club de fútbol italiano del Monza Pablo Marí "ha sufrido una herida bastante profunda en la espalda" tras ser apuñalado en un supermercado de Milán, pero su vida no corre peligro, aseguró el consejero delegado de la entidad, Adriano Galliani.

Galliani explicó en el telediario de la cadena pública RAI2, que "la herida es profunda y penetrante, pero no ha tocado órganos vitales".

"Me dicen que se recuperará bastante pronto. Tiene algunos músculos lesionados, pero está consciente", agregó el consejero delegado del Monza, sociedad de propiedad del exmandatario Silvio Berlusconi, a su llegada al hospital.

"Querido Pablo. Estamos todos contigo y con tu familia. Te queremos. Continua luchando como tú sabes hacer. Eres un guerrero y te recuperarás pronto", escribió Galliani en la cuenta Twitter del club.

Un italiano apuñaló este jueves a cinco personas, y una de ellas falleció mientras era trasladado al hospital, en un supermercado de la localidad de Assago, en las afueras de Milán, mientras que otros tres resultaron heridos, entre ellos el futbolista.

El futbolista valenciano fue trasladado en código rojo al hospital Niguarda de Milán, donde acudieron Galliani y el entrenador, Raffaelle Palladino.

El ataque se produjo alrededor de las 18.30 horas (16.30 GMT) cuando un hombre de 45 años agarró un cuchillo de los estantes de un supermercado Carrefour situado en el interior de un centro comercial y comenzó a apuñalar a los presentes, hiriendo a cinco de ellos, según las primeras informaciones.

Uno de ellos, un cajero del Carrefour de 30 años falleció mientras era trasladado al hospital y hay otros tres heridos también ingresados.

La cadena Carrefour, a la que pertenece el hipermercado, expresó en una nota "su máxima cercanía a los empleados y clientes involucrados en el ataque y a sus familias" y confirmó que se llamó inmediatamente a la policía y que el al atacante fue detenido.

Asimismo la empresa activó de inmediato "un servicio de apoyo psicológico para todos los empleados directa o indirectamente involucrados en el incidente”.