Cerca de una treintena de migrantes mueren por un naufragio en el canal de la Mancha

·3 min de lectura

Al menos 27 migrantes que trataban de llegar al Reino Unido desde la costa francesa a través del Canal de La Mancha han muerto este miércoles. En un principio, el Gobierno galo había cifrado en 31 los fallecidos, pero el conteo ha sido ajustado a medianoche.

El naufragio ha ocurrido frente a las costas de Calais, según fuentes policiales citadas por la cadena BFMTV. El ministro del Interior, Gérald Darmanin, ha anulado su agenda para dirigirse a la zona.

La embarcación, que había salido de Loon-Plage, en las cercanías de Dunkerque, en el departamento de Norte, zozobró en el límite territorial entre Francia y Reino Unido, pero en lado francés, informa el diario Le Parisien.

La zona afectada lleva meses registrando un repunte del flujo migratorio por el que han llegado a enfrentarse políticamente París y Londres.

Un punto negro

Se trata del accidente más mortífero desde que en 2018 se produjera un repunte de los intentos por cruzar el Canal tras el cierre para los migrantes del puerto de Calais y el Eurotúnel, vías tradicionalmente utilizados por ellos para llegar a Inglaterra.

Pero la crisis migratoria y los dramas humanos vienen de lejos. Solo desde 2014 han perdido la vida más de 160 migrantes, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que tenía registrados hasta ahora al menos 15 fallecimientos en lo que va de 2021.

“Mis pensamientos están con los muchos desaparecidos y heridos, víctimas de los traficantes criminales que explotan su angustia y su miseria”, ha manifestado en redes sociales el primer ministro galo, Jean Castex.

Por su parte, el ministro de Interior, Gérald Darmanin, también ha reaccionado en su perfil de Twitter, antes de desplazarse a la zona. “Fuerte conmoción ante la tragedia por las muchas muertes en el naufragio de un barco de migrantes en el Canal de la Mancha. Nunca podremos decir lo suficiente sobre la naturaleza criminal de los contrabandistas que organizan estos cruces”, ha escrito.

Tras el accidente, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha convocado una reunión de emergencia del comité Cobra ―que lleva el nombre de la sala de la oficina del gabinete, COBR, en inglés―, tras mostrarse “consternado” por lo ocurrido. Reino Unido no dejará “piedra sin remover” hasta lograr detener a las bandas de tráfico de personas, ha agregado el ‘premier’ británico, recoge BBC.

Johnson ha insistido después de este “desastre” que es crucial “romper” con el tráfico de personas, de lo contrario, las bandas “literalmente se saldrán con la suya”. El naufragio “muestra cuán vital es que ahora intensifiquemos nuestros esfuerzos para romper el modelo de negocio de los gánsteres que están enviando gente al mar de esta manera”, ha subrayado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente