Muere un manifestante en Cachemira, el primero tras la revocación de la autonomía

Las fuerzas de seguridad bloquean una calle de la ciudad india de Jammu el 7 de agosto de 2019

Un manifestante murió tras ser perseguido por la policía en la Cachemira india, una región de la que el gobierno indio revocó su autonomía el lunes, anunció el miércoles una fuente policial.

Esta muerte es la primera anunciada desde que el gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi reitró por decreto presidencial la autonomía constitucional al estado de Jammu y Cachemira (norte).

Luego hizo votar en el parlamento indio la desintegración del estado, a riesgo de calentar los ánimos en esta zona enfrentada a una insurrección separatista.

Pese a un fuerte despliegue de las fuerzas de seguridad y las prohibiciones de desplazamiento y reunión, se produjeron algunas manifestaciones esporádicas en la ciudad de Srinagar, bastión de la contestación contra India, que buena parte de la población de Cachemira considera una fuerza de ocupación.

Cachemira seguía aislada del resto del mundo el miércoles, después de que el gobierno indio cortara las comunicaciones el domingo por la noche.

En los últimos días, Srinagar se ha convertido en una ciudad fantasma de comercios cerrados y calles desiertas.

Un responsable de la policía, bajo condición de anonimato, declaró a la AFP que un joven manifestante perseguido por la policía en el casco histórico de esa urbe "saltó al río Jhelum y murió".

Las manifestaciones han dejado al menos seis heridos, según informaciones fragmentadas obtenidas por la AFP, a quien un responsable médico anunció que un hospital de Srinagar había recibido seis pacientes con heridas de diversa índole.

Las autoridades indias, por su parte, aseguran que en esta región fronteriza en disputa con Pakistán la situación es de calma.