Muere un hombre tras el ataque del señalado por expertos como el “pájaro más peligroso del mundo”

Marvin Hajos era un criador de aves exóticas del Condado de Alachua (Florida, Estados Unidos) que este fin de semana murió víctima del ataque de una de ellas. Según las primeras hipótesis de la investigación se cree que el hombre cayó por accidente y el casuario, un animal de grandes dimensiones y originario de Australia y Nueva Guinea, lo atacó.

El casuario es originario de Australia y Nueva Guinea y es famoso por su peligrosidad. (Foto: Getty Images)

CNN ha informado de que Hajos, de 75 años, fue quien hizo la primera llamada al servicio de emergencias sobre las diez de la mañana del viernes. Poco después se realizó una nueva en la que se daba aviso de un incidente en el que estaba implicada un ave de grandes dimensiones, según el relato del teniente de la Oficina del Sheriff del Condado de Alachua, Joshua Crews.

De momento, y hasta que concluya la investigación sobre lo sucedido, el casuario implicado en el ataque con final trágico no ha sido traslado del lugar, la casa de Hajos, quien estaba especializado en la cría de este tipo de aves y tenía experiencia en su cuidado.

Jeff Taylor, jefe adjunto de bomberos del condado de Alachua, ha reconocido en declaraciones a CNN que todo apunta a que el fallecido cayó donde se encontraba el ave y fue entonces cuando este le atacó. Que su muerte fue consecuencia de un accidente.

Este tipo de animales está considerado como de Clase II, un ave silvestre que supone un serio peligro para el ser humano al nivel de un caimán, un tejón de miel o un leopardo, según la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida.

Desde el zoo de Florida explican que “el casuario es considerado legítimamente el ave más peligrosa del mundo”. Cada pata tiene tres dedos con una garra que puede alcanzar hasta 10,2 centímetros. Un ‘arma’ de defensa y ataque que sumada a su velocidad, puede llegar en carrera a los 50 kilómetros por hora, lo hace muy peligroso.

Otras características de este animal que destaca por su belleza y exotismo es que es capaz de saltar dos metros, se defiende muy bien en el agua y puede medir hasta 1,5 metros. Además, un ejemplar macho, según indican en la cadena americana de noticias, puede superar los 70 kilos de peso.

En declaraciones recogidas por Science Alert, Eric Slovak, del National Zoo de Washington, asegura que “si recibes una patada de un casuario con esa garra, esta te hará mucho daño y seguramente acabarías en el hospital”, aunque también dice de este animal que suele ser bastante reservado y huidizo.

Slovak explica que para tener estos animales en el zoo realizaron unas instalaciones específicas que les impedían compartir espacio. “No porque sean malos, sino porque sabemos lo peligrosos que pueden ser si se asustan por cualquier motivo”, aclara.