Muere un cantante de country al dispararse su arma cuando rodaba un videoclip

Justin Carter estaba rodado un vídeo musical en su casa cuando el arma que llevaba encima durante el rodaje se cayó disparándose y acabando con su vida, según informa la revista Variety a través de su página web. Con 35 años, acababa de firmar un contrato con una discográfica y había lanzado un nuevo single, Love Affair, a principios de este mes.

No han sido mucho los detalles que han trascendido sobre las circunstancias de su fallecimiento. Su madre, Cindy McClellan, que ha creado un fondo para recaudar dinero para el funeral de su hijo, ha explicado que el cantante tenía el arma en el bolsillo. Fue al caerse cuando se disparó impactando la bala en el ojo de Carter con consecuencias fatales. Murió el mismo sábado, día del accidente.

Mark Atherton, de la discográfica Triple Threat, ha explicado que acababa de firmar un contrato con su compañía hacía solo unos días, el 16 de marzo. Sobre lo ocurrido, como recoge Variety, reconoce no saber mucho más allá de que “fue un disparo accidental” mientras producían un videoclip.

Sobre tu talento como cantante de country, Atherton asegura que “Justin tenía el potencial ante nuestros ojos y lo de mucha gente para ser el próximo Garth Brooks”. En cuanto a su personalidad, le recuerda “como el payaso de la clase”, un tipo al que le gustaba divertirse pero que ,”cuando llegó el momento de ponerse a trabajar, se puso manos a la obra”

Justin Carter, de 35 años, grababa un videoclip cuando su arma cayó y se disparó dándole en un ojo. (Foto: Captura de su canal en Youtube)

En las que han resultado ser sus últimas semanas de vida, Carter se mostró muy activo en el panorama musical. En dos meses lanzó cinco videoclips en su canal de Youtube. El último fue el 9 de marzo, titulado Love Affair y que cuenta con más de 180.000 reproducciones. Además también están disponibles en las plataformas iTunes y Spotify.

Desde la página de Facebook de fans oficial del cantante están recaudando fondos para hacérselos llegar a la familia y han alertado que existen otras no oficiales intentando sacar dinero a sus seguidores.