Por qué tu mascota te persigue cuando vas al baño

Marina Prats
·Redactora de Life y Tendencias, El HuffPost
·2 min de lectura
Un perro entre las piernas de su dueño mientras va al baño. (Photo: Fernando Trabanco Fotografía via Getty Images)
Un perro entre las piernas de su dueño mientras va al baño. (Photo: Fernando Trabanco Fotografía via Getty Images)

Es algo que no falla: si tienes un animal en casa lo más común es que no se despegue de ti ni siquiera en el momento más íntimo de ir al baño. Para muchos dueños de mascotas, es una constante tener que estar detrás de el perro o el gato pidiéndole que se vaya o acostumbrarse a esta imagen:

Más allá de ser muy común en los animales, estos comportamientos tienen un significado. “Cuando los perros siguen a sus dueños, puede haber varias explicaciones científicas, dependiendo del perro y de la situación individual”, señala la experta en comportamiento Mary Bruch en un estudio publicado en el American Kennel Club.

Bruch recalca en este artículo que la “persecución” de las mascotas en casa no solo se debe a una conducta del animal sino también se debe a un proceso de observación hacia la persona.

“Tratan de ver si les damos pistas sobre nuestras intenciones o ver cómo nos comunicamos con ellos. De esta forma podrían anticipar que es hora de dar un paseo, o ver que te estás preparando para salir, o quizás que es hora de cenar”, detalla.

Un signo de dependencia, entretenimiento o como parte de su territorio

La etóloga Mar Ibáñez, de Educanin, explica que, en casos extremos cuando se hace de forma compulsiva por toda la casa, se puede deber a una “falta de madurez” o “dependencia”. Por lo que, según detalla, suele darse en perros recién adoptados o en cachorros.

“En el caso de los perros, se consideran vulnerables y están acostumbrados a ir en manada, tanto para protegerse ellos como para proteger a los demás. Además, tienen en su instinto tener en todo momento controlado el territorio por lo que también quieren inspeccionar que todo está bien en el baño cuando tú v...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.