Muere la reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años

·4 min de lectura

Este jueves ha muerto la reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años. La segunda monarca más longeva del mundo se encontraba en el castillo de Balmoral, en Escocia, rodeada de su familia.

Su hijo el príncipe Carlos la sucede a los 73 años. Será conocido como Carlos III, ha anunciado su oficina. Su segunda esposa, Camilla, será la reina consorte.

En un comunicado, el nuevo rey ha calificado la muerte de su madre -"una soberana muy querida y una madre muy amada"- como "un momento de la mayor tristeza para mí y los miembros de mi familia. Sé que su fallecimiento será profundamente sentido en todo el país, los territorios y la Commonwealth, y por innumerables personas en todo el mundo".

El homenaje de Lizz Truss

En unas declaraciones ante la residencia de Downing Street, la flamante primera ministra Liz Truss ha asegurado que el Reino Unido "está devastado y en estado de conmoción" por el fallecimiento de la reina, a quien calificó de "fuente de estabilidad y fortaleza". La líder conservadora ha asegurado que fue "la roca" del Reino Unido moderno después de la II Guerra Mundial".

Palabras de elogio de los mandatarios mundiales

Las reacciones de los dirigentes del mundo se suceden.

El presidente de Estados Unidos Joe Biden y su esposa Jill han asegurado en un comunicado que Isabel II fue "más que una monarca" y que ha "definido una era". "Fue una mujer de Estado de una dignidad y una constancia inigualables, que profundizó en la alianza fundamental entre el Reino Unido y Estados Unidos. Ella contribuyó a que nuestra relación fuera especial".

El expresidente Barack Obama y su esposa Michelle han expresado su gratitud "por haber sido testigos del liderazgo de su Majestad". Han elogiado su legado de incansable servicio público. "Nuestros pensamientos están con su familia y con el pueblo del Reino Unido en estos difíciles momentos".

Anteriores presidentes como Bill Clinton, George W. Bush y Jimmy Carter también han publicado declaraciones expresando sus condolencias.

El presidente francés Emmanuel Macron la recuerda como una amiga de Francia, "que personificó la continuidad y unidad de su nación durante más de 70 años".

El secretario general de Naciones Unidas Antonio Guterres ha expresado su pesar y alabado el liderazgo y entrega de la soberana fallecida. La Asamblea General y los miembros del Consejo de Seguridad han guardado un minuto de silencio en su memoria.

El Papa Francisco ha lamentado también el fallecimiento de la reina de Inglaterra, de la que ensalzó su "servicio incansable por el bien" de su país y su "ejemplo de devoción al deber", al tiempo que aseguró que reza por su hijo "al asumir ahora sus altas responsabilidades como rey".

La presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Layen ha presentado sus condolencias al pueblo británico, describiendo a Isabel II como "una de las personalidades más respetadas del mundo".

En el mismo sentido, el primer ministro irlandés, Micheál Martin ha destacado el inmenso impacto de su largo reinado "que le valió el respeto y admiración en todo el mundo".

Para Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, Isabel II "nunca falló en mostrarnos la importancia de los valores perdurables con su servicio y compromiso".

El rey Felipe VI de España ha publicado un cariñoso tuit, en el que destaca el gran sentido del deber y compromiso de Isabel II durante toda su vida, "que supone un ejemplo para todos nosotros y permanecerá como un sólido legado para las futuras generaciones". La soberana fallecida estaba emparentada con sus padres, el rey emérito Juan Carlos I y la reina Sofía, pues los tres son tataranietos de la reina Victoria por distintas ramas.

Los reyes de Bélgica Felipe y Matilde también han expresado su pesar por la muerte de la soberana.

Desde Canadá, país del que Isabel II fue jefa de Estado, el primer ministro Justin Trudeau ha elogiado "su sabiduría, compasión y calidez".

Y desde La India, la antigua la "joya de la corona" del imperio británico, el primer ministro Narendra Modi ha afirmado que la soberana "personificaba la dignidad y decencia de la vida pública".

El presidente del Gobierno español Pedro Sánchez también le ha rendido homenaje, elogiándola como "autora de la historia británica y europea".

Pero no solo las mayores personalidades de la política han mostrado su pesar. Iconos como Los Rolling Stones también han sentido la pérdida de "una presencia constante en nuestras vidas".

Isabel II llevaba 70 años y 214 días en el trono de Reino Unido. El pasado 7 de febrero celebró su Jubileo de Platino, en el que evitó algunos actos por problemas de salud. Dos días antes de su muerte, encomendó la formación del Gobierno a la primera ministra británica Liz Truss.