Muere la segunda niña herida en el castillo hinchable de Mislata

·2 min de lectura
Varios policías recogen pruebas en el lugar donde se produjo el siniestro.  (Photo: Ana Escobar / EFE)
Varios policías recogen pruebas en el lugar donde se produjo el siniestro. (Photo: Ana Escobar / EFE)

La niña de cuatro años que permanecía ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) desde el pasado día 5 de enero por la tarde tras salir volando un castillo hinchable en Mislata, Valencia, ha fallecido en las últimas horas de este domingo, según el diario Las Provincias. En el accidente murió, un día después del siniestro, otra niña de ocho años, y resultaron heridos además siete menores, de los que algunos precisaron asistencia hospitalaria, aunque ninguno de estos se encuentra ingresado.

La pequeña estaba en la UCI desde el siniestro, ya que recibió un fuerte en la cabeza después de que la atracción fuera volcada por una ráfaga de viento y saliera despedida. Al parecer, el hinchable estaba sujetado a un árbol, una farola y un banco. Agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional mantienen abierta una investigación sobre los anclajes de la atracción.

El accidente se produjo alrededor de las 20.00 en la feria navideña de Mislata, una localidad de 44.500 habitantes del área metropolitana de Valencia, al volarse el castillo hinchable por la fuerza de una fuerte ráfaga de viento.

La Policía Científica ha abierto una investigación para esclarecer las causas por las que se produjo el accidente y determinar las responsabilidades, si las hubiera, de la empresa de montaje de la feria.

Sin atar

La madre de la primera niña en morir ha anunciado que emprenderá acciones legales por lo sucedido, según ha informado el diario Levante, que añade que la mujer intentó sujetar el castillo cuando vio que el fuerte viento levantaba la atracción. “Pensaba que estaría anclado, es muy fuerte que no estuviera atado, esto no va a quedar así”, asegura.

Este fuerte viento, según los vecinos de Mislata, es algo habitual. “Creo que se podría haber tenido un poco más de previsión”, ha lamentado uno de los habitantes de Mislata. Según la normativa, los castillos hinchables no pueden funcionar cuando hay vientos de 38 kilómetros por hora o más. En el momento del accidente, las rachas alcanzaron los 53km/h.

“Ningún padre o madre está preparado para este tipo de situaciones ni aguantar este enorme dolor. [...] Tenemos que intentar ser un poco más fuertes cada día. Merece la pena por nuestro otro hijo, que también estaba en la atracción, y al que no le pasó nada al caer de rodillas. La vida le dio una segunda oportunidad”, afirma la madre de la víctima, que reclama además en un comunicado junto a su esposo que se respete el duelo por su cría.

El Ayuntamiento de Mislata ha asegurado que la empresa presentó todos los documentos en regla. La investigación se centra ahora en averiguar si este suceso fue un accidente desafortunado o derivó de una imprudencia.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente