Muere Michèle Léridon, exdirectora de la Información de la AFP

·2 min de lectura
La periodista Michele Leridon, el 23 de junio de 2014 en las oficinas centrales de la AFP, en París

La periodista francesa Michèle Léridon, primera mujer nombrada directora de la Información de la Agencia France-Presse y actualmente miembro del Consejo Superior del Audiovisual (CSA), falleció el lunes a los 62 años, anunció el martes el CSA.

"Mujer de convicciones, Michèle Léridon era una gran periodista unánimemente reconocida", en particular por "su abundante experiencia y su gran rigor intelectual", destacó el CSA en un comunicado, recordando "su compromiso en favor de la libertad de expresión y de la libertad de información", que guió su trayectoria.

Michèle Leridon comenzó a trabajar en la AFP en 1981 y durante casi 40 años pasó por diferentes servicios y ejerció diversas responsabilidades: desde la cobertura de los conflictos de Liberia y Sierra Leona en los años 90 hasta importantes cargos de dirección.

"Michèle me enseñó mucho a mi llegada a la AFP, cuando era directora de la Información. Encarnaba para mí los valores humanos que me gustan en la Agencia: empatía, curiosidad por todo, rectitud, juicios ponderados y sentido del humor. Era una persona formidable, enamorada de la vida", dijo el presidente de la Agencia France-Presse, Fabrice Fries.

En 2014, tras haber sido directora de la Redacción y haber estado a cargo de la oficina de Roma de la AFP, entre otros, fue nombrada directora de la Información, el puesto redaccional más importante de la agencia, donde fue la primera mujer que desempeñaba estas funciones.

"Estamos todos conmocionados y destrozados por el súbito fallecimiento de Michèle. Era, no solo una periodista extraordinaria, sino también una jefa de la Redacción de la AFP valiente, muy admirada por su honestidad y su integridad", recordó Phil Chetwynd, quien le sucedió en 2019 en el cargo de director de la Información.

Michèle Leridon también contribuyó a integrar el servicio de video en las redacciones de la agencia, se comprometió en la lucha contra la desinformación y también fue pionera en la batalla por una mayor representación, cualitativa y cuantitativamente, de las mujeres en el periodismo.

A principios de 2019 pasó a trabajar en el CSA, organismo francés compuesto por expertos, donde se encargaba de la "deontología de los programas y del pluralismo político", pero también trabajó por ampliar la presencia de la institución en diversas plataformas y en las redes sociales.

fpo/rh/ef/caz/bl/mis