Muere F.W. de Klerk, el último presidente blanco de Sudáfrica y polémico líder del apartheid que liberó a Mandela

·4 min de lectura
Nelson Mandela y FW de Klerk en 2010
De Klerk y Nelson Mandela en 2010

Su muerte ha acentuado otra vez la polémica sobre su vida.

F.W. de Klerk, el último presidente de Sudáfrica durante el apartheid y la persona detrás de la liberación de Nelson Mandela, falleció este jueves a los 85 años de un cáncer que le había sido descubierto recientemente.

Pero el hombre que devino una figura clave en la transición a la democracia del país es visto como una figura contradictoria, por la defensa que hizo de un régimen señalado de crímenes de lesa humanidad, del que fue parte.

Un comunicado de la Fundación que lleva su nombre confirmó que el exmandatrio "murió pacíficamente en su casa en Ciudad del Cabo" tras sufrir un mesotelioma, un tumor maligno que afecta el revestimiento de los pulmones.

La organización publicó un video con un "mensaje final" de De Klerk en el que habla sobre el apartheid y pide disculpas a los grupos que lo sufrieron.

"Permítanme hoy, en el último mensaje repetir: yo, sin reservas, pido disculpas por el dolor y las heridas, la indignidad y el daño a los negros, morenos e indios en Sudáfrica", dijo.

El presidente Cyril Ramaphosa envió sus condolencias a la familia del exlíder y afirmó que su muerte "debería inspirarnos a todos a reflexionar sobre el nacimiento de nuestra democracia".

Sin embargo, varios partidos de oposición y activistas políticos cuestionaron también su figura y lo acusaron de dirigir un "régimen malvado" que impuso la discriminación racial en el país hasta que terminó su gobierno en 1994.

El segundo partido de oposición de Sudáfrica, Economic Freedom Fighters (EFF), consideró que en caso de celebrarse un funeral de Estado en su honor sería "escupir en la cara" a los héroes antiapartheid que "sufrieron en sus manos".

En un comunicado, la organización de derechos humanos Fundación Fort Calata también recordó los asesinatos de civiles, activistas y niños que tuvieron lugar bajo su mandato.

"Es triste que haya muerto otro criminal del apartheid sin haber explicado los crímenes que perpetró contra nuestra humanidad", indica la nota.

Quién fue F.W. de Klerk

FW de Klerk
De Klerk gobernó entre 1989 y 1994.

El expresidente nació bajo el nombre de Frederik Willem de Klerk en marzo de 1936 en Johannesburgo, en una familia de políticos del Partido Nacional Afrikaner.

Trabajó como abogado y ocupó una serie de puestos ministeriales antes de reemplazar a P.W. Botha como jefe del Partido Nacional en febrero de 1989, meses después convertirse en presidente.

Fue jefe de Estado entre septiembre de ese año y mayo de 1994.

En 1990, ordenó la liberación de Nelson Mandela de prisión después de 27 años, lo que condujo a unas elecciones históricas que llevaron al poder al líder antiapartheid.

Se convirtió en uno de los dos vicepresidentes del país después de esos comicios en 1994 y compartió el Premio Nobel de la Paz con Mandela por ayudar a negociar el fin del apartheid.

Se retiró de la política en 1997.

Legado desigual

Aunque la relación entre de De Klerk y Mandela a menudo estuvo marcada por amargos desacuerdos, el entonces nuevo presidente sudafricano describió al hombre al que sucedió como "alguien de gran integridad".

En un comunicado el jueves, la Fundación Nelson Mandela dijo que de Klerk "estaría vinculado para siempre a Nelson Mandela en los anales de la historia de Sudáfrica".

"El legado de De Klerk es grande. También es desigual, algo con lo que los sudafricanos están llamados a tener en cuenta en este momento", agregó el comunicado.

Muchos han culpado a De Klerk de la violencia cometida contra sudafricanos negros y activistas antiapartheid durante su tiempo en el poder.

El año pasado, se vio envuelto en una disputa en la que fue acusado de restar importancia a la gravedad del régimen, por lo que más tarde se disculpó.

El abogado de derechos humanos Howard Varney lo describió el jueves como un "apologista del apartheid".

En el mensaje de video publicado después de su muerte, De Klerk dijo que se ha disculpado en muchas ocasiones por "el dolor y la indignidad que el apartheid ha traído a las personas de color en Sudáfrica".

El principal partido de oposición de Sudáfrica, la Alianza Democrática, dijo, por su parte, que la contribución de De Klerk a la transición del país a la democracia no puede ser exagerada.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente