Muere el escritor y poeta alemán Hans Magnus Enzensberger

Hans Magnus Enzensberger en una foto de 2012.
Hans Magnus Enzensberger en una foto de 2012.

Hans Magnus Enzensberger en una foto de 2012.

Hans Magnus Enzensberger, escritor, poeta y traductor alemán, ha muerto este jueves en Munich (Alemania) a los 93 años, según ha anunciado la editorial Suhrkamp en un comunicado este viernes. En el mensaje, además, han ensalzado su figura calificándole como uno de los “intelectuales alemanes más influyentes y reconocidos a escala mundial”.

Fue uno de los creadores alemanes identificado con el pensamiento de la posguerra, ejerció de ensayista, escritor, traductor, periodista y editor. Algunas de sus obras más destacadas son Política y delito (1968), Detalles (1969), El misántropo (1985) o Europa. Europa (1989).

Su creación también estuvo ligada a España. En 1998 publico una biografía novelada del anarquista Buenaventura Durruti (El corto verano de la anarquía) y también tradujo La Casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca.

Aunque su carrera estuvo plagada de premios y reconocimientos, sus inicios fueron accidentados. Enzensberger nació el 11 de noviembre de 1929, y su vida fue tan intensa como los años que le tocó vivir. Sirvió en el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial entre 1944 y 1945 y después trabajó como traductor y barman.

Tras esas experiencias, inició sus estudios en las universidades de Erlangem, Breisgau, Friburgo, Hamburgo y en la Sorbona de París, en las que estudió asignaturas de germanística, literatura y filosofía. Finalmente en 1955 se doctoró con un trabajo sobre la teoría poética del escritor romántico Clemens Brentano.

Entre 1955 y 1957 trabajó de redactor en una emisora de radio local en Stuttgart y posteriormente debutó en su carrera literaria con la publicación del poemario Defensa del lobo. Inició así su etapa intelectual y editor, formando parte del Grupo 47, un grupo formado por figuras alemanas que buscaban revitalizar la cultura de posguerra.

Recibió, entre otros premios, el premio de la crítica en 1962, el Georg Büchner en 1963, el Etna Taormina en 1967 o el Pasolini en 1982. En 2002 fue galardonado con el premio Principe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Más información