Israel reabre la Explanada de las Mezquitas tras cierre excepcional

Por Laurent LOZANO y Majeda EL-BATSH
1 / 2
Un colono israelí intenta saltar la valla de acceso al complejo de la mezquita de Al Aqsa, en Jerusalén, el 30 de octubre de 2014

Israel decidió reabrir este jueves la disputada Explanada de las Mezquitas de Jerusalén con el objetivo de rebajar la tensión que podía recrudecerse si mantenía este cierre excepcional el viernes, tradicional día de la oración para los musulmanes.

Una portavoz de la policía israelí, Luba Samri, indicó a la AFP que la explanada, tercer lugar santo del islam pero venerado también por los judíos, se abriría de nuevo a medianoche (22H00 GMT del jueves), tras permanecer cerrada todo el jueves.

Según la fundación que gestiona este lugar, se trataba del primer cierre desde 1967 y de la anexión por parte de Israel del sector palestino de Jerusalén.

Las autoridades israelíes habían prohibido el acceso ante el temor de un aumento de las tensiones en Jerusalén, donde la policía mató a un palestino sospechoso de tirotear el miércoles por la noche a un conocido ultranacionalista israelí.

No obstante, el acceso a este lugar de culto continuará restringido para los hombres menores de 50 años, precisó la portavoz policial.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, calificó de "declaración de guerra" tanto el cierre del lugar santo como las acciones israelíes en Jerusalén Este, mientras que Jordania, que controla la fundación gestora de la explanada, acusó a Israel de "terrorismo de Estado".

Por su parte el secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo que "es absolutamente crucial que todas las partes demuestren prudencia y no llevan a cabo acciones provocadoras".

- Estatus de la Explanada -

Jerusalén Este está sumida desde hace meses en una oleada de disturbios, acrecentados esta última semana, que hace temer una tercera Intifada (nombre de las revueltas palestinas contra la ocupación israelí, que dejaron miles de muertos).

El estatus de la Explanada de las Mezquitas es uno de los principales puntos de desencuentro.

La tensión aumentó el miércoles por la noche con el intento de asesinato de Yehuda Glick, colono y rabino ultranacionalista de 48 años que milita desde hace años para que los judíos puedan orar en la Explanada de las Mezquitas.

El hombre se encontraba en estado grave pero estable después de que varias balas le alcanzaran en el vientre, el pecho, el cuello y la mano, según su padre.

En la madrugada del jueves, los policías abatieron a su presunto agresor, Muataz Hijazi, un palestino de 32 años, en el tejado de la vivienda familiar en Jerusalén Este durante un tiroteo, según la policía.

Unas 300 personas acudieron al entierro de Hijazi celebrado durante la noche en Jerusalén Este en medio de un gran despliegue policial para evitar nuevos disturbios, constató la AFP.

Para numerosos vecinos de este sector, Abu Tor, epicentro de los disturbios desde hace una semana, los policías perpetraron "un asesinato, pura y llanamente".

Según la radio pública israelí, Hijazi había pasado 10 años en prisión por "actividades terroristas". El movimiento Yihad Islámica aseguró que era uno de sus miembros.

La intervención policial en este sector provocó violentos enfrentamientos durante buena parte de la jornada entre jóvenes palestinos y policías israelíes.

En este contexto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció el despliegue de "sustanciales" refuerzos de policía en Jerusalén.

El estatus de la Explanada de las Mezquitas, lugar santo del judaísmo y del islam, constituye una línea roja para los palestinos.

Los musulmanes temen que el gobierno israelí autorice a los judíos a rezar allí, cosa que no han podido hacer hasta ahora. Sospechan que un permiso semejante sería el primer paso para destruir las mezquitas, con el objetivo de construir el tercer templo judío.

Netanyahu repitió, no obstante, que no tiene intención de cambiar el statu quo en este lugar santo.

El recrudecimiento de la tensión también se ha visto favorecido por una serie de acontecimientos desde junio, como la guerra en la Franja de Gaza y el incremento de las colonias israelíes, entre otros.