Muere el dramaturgo Alfonso Sastre a los 95 años

·3 min de lectura
Alfonso Sastre en 2007 durante la presentación de su obra '¿Dónde estas, Ulalume, dónde estás?' en el Teatro Español de Madrid. (Photo: Quim Llenas via Getty Images)
Alfonso Sastre en 2007 durante la presentación de su obra '¿Dónde estas, Ulalume, dónde estás?' en el Teatro Español de Madrid. (Photo: Quim Llenas via Getty Images)

El dramaturgo Alfonso Sastre ha muerto este viernes a los 95 años, tal y como ha informado Abotsanitz, la formación de Hondarribia (Guipúzcoa) con la que ha colaborado en estos últimos años y que ha informado que ha fallecido “de muerte natural y rodeado de sus familiares”.

“Es tan brillante que la luz reflejada por algunas personas que, incluso cuando se van para siempre, su rastro no desaparecerá por completo. Tenías la literatura como herramienta de trabajo y arma de revolución, y a través de las cartas te convertiste en referente y maestro en lucha, libertad, solidaridad, internacionalismo y honestidad. Siempre con nosotros, Alfonso Sastre”, han escrito en Twitter.

Sastre, que fue reconocido con el Premio Nacional de Teatro en 1986, fue uno de los mayores representantes de la conocida como Generación del 50.

Sus obras Escuadra hacia la muerte o La taberna fantástica le convirtieron en uno de los dramaturgos referentes de la primera generación de respuesta al franquismo en 1950, aunque también fue ensayista y guionista cinematográfico.

Su carrera ha estado especialmente marcada por su compromiso político, con duras críticas al régimen y, posteriormente, su apoyo a la izquierda abertzale de la que fue candidato por Herri Batasuna al Parlamento Europeo en 1989. En 1998 lo hizo con Euskal Herritarrok (EH) para las elecciones al Parlamento Vasco.

Nacido en 1926 se crió en el Madrid de la Guerra Civil y empezó a estudiar varias carreras de las que solo acabó Filosofía y Letras en 1953. En 1945 cofundó el grupo de teatro Arte Nuevo para acabar con el llamado “teatro burgués” que tenía como principal exponente Jacinto Benavente. Todos ellos sufrieron la censura franquista y muchos de ellos no vieron representadas sus obras hasta la llegada de la democracia.

En 1950 firmó junto a José María de Quinto el Manifiesto del Teatro de Agitación Social (TAS) e inicia una serie de actividades reivindicativas que buscaban modificar la sociedad por medio del teatro.

Tras concluir sus estudios estrenó la que es considerada una de sus grandes obras, Escuadra hacia la muerte (1954), representada por el Teatro Popular Universitario, que narra las vivencias de cinco soldados que acaban asesinando a su cabo en una supuesta Tercera Guerra Mundial.

Ese mismo año estrenó La mordaza, una crítica encubierta al franquismo y Tierra roja, que trataba la explotación laboral, pero no llegó a ser representada.

A lo largo de su carrera, tuvo varios enfrentamientos intelectuales, uno de los más sonados con Antonio Buero Vallejo por sus diferencias frente a la censura. Mientras que Buero Vallejo representaba sus obras en un teatro “posibilista” que evitaba el ataque directo al poder, Sastre apoyaba una postura totalmente crítica con el régimen.

En los años 60 inició una serie de obras que se recogen en lo que llama Teatro penúltimo, un ciclo de creaciones entre las que destaca La taberna fantástica (1966) —año en el que fue encarcelado— que abordaba la realidad quinqui. Esta obra no fue representada en España hasta 1985, aunque muchas de las funciones de este ciclo llegaron a las tablas en parte de Europa y en Cuba, EEUU o Rusia.

En 1974 fue encarcelado junto a su mujer, la editora y ensayista Eva Forest, por colaboración con ETA en el atentado de la cafetería Rolando, donde hubo 12 muertos. Estuvo en prisión entre octubre de 1974 y junio de 1975 y Forest cumplió pena hasta 1977.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente