Muere canciller sirio, Walid Mouallem, un incondicional de Al Asad

·3 min de lectura
El ministro sirio de Relaciones Exteriores, Walid Mouallem, el 23 de junio de 2020 en Damasco

Muere canciller sirio, Walid Mouallem, un incondicional de Al Asad

El ministro sirio de Relaciones Exteriores, Walid Mouallem, el 23 de junio de 2020 en Damasco

El ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Walid Mouallem, falleció este lunes a los 79 años de edad, tras haber sido uno de los pilares del gobierno de Bashar Al Asad y haber conservado su ministerio durante toda la guerra.

Sancionado por Estados Unidos desde el inicio del conflicto en 2011, Walid Mouallem apoyó indefectiblemente al presidente sirio Bashar Al Asad y era conocido por sus críticas sarcásticas y virulentas contra los países occidentales en el momento de defender las posiciones de su país.

Mouallem repetía incansablemente que la guerra que azotaba a Siria -un conflicto complejo y devastador que causó más de 380.000 muertos- era una "conspiración" extranjera.

También viceprimer ministro, fue embajador de su país en Washington durante la década de los 90, según la agencia oficial SANA.

Sin divulgar las causas de su deceso, el gobierno anunció el lunes "con tristeza" el fallecimiento de un "veterano de la diplomacia" conocido por sus "posiciones patrióticas honorables", indicó SANA.

Mouallem será enterrado este lunes en Damasco, ciudad donde había nacido, indicó la agencia.

Su última aparición pública tuvo lugar el viernes en una conferencia organizada en Siria sobre el retorno de los millones de refugiados sirios que huyeron de la guerra.

Se lo había visto debilitado y caminaba con la ayuda de dos hombres.

Rusia, aliado indefectible y decisivo de Bashar al Asad, saludó a un "diplomático experimentado" y lamentó la pérdida de "un socio muy confiable y un amigo sincero".

- "¿Quién es Pompeo?" -

Tras sus estudios de economía, Walid Mouallem ingresó en 1964 el ministerio sirio de Relaciones Exteriores, donde subió todos los escalones hasta acceder la jefatura de la diplomacia y convertirse en uno de los pilares del régimen.

Desde el comienzo de la guerra en 2011, consecutiva a la represión de las manifestaciones de la Primavera Árabe, Mouallem reiteraba en cada ocasión que Al Asad iba a permanecer en el poder.

Fue uno de los primeros responsables sirios en calificar a los opositores de "terroristas".

En 2012, Mouallem es nombrado vice-primer ministro y durante todo el conflicto conservará ambas funciones a pesar de los múltiples cambios de gobierno.

Con voz monocorde y tono calmo, este veterano de la diplomacia internacional acusaba incansablemente a los occidentales de haber provocado el conflicto que asolaba a su país y haber apoyado a los "terroristas".

Se caracterizaba por ser mordaz en las conferencias de prensa. En septiembre de 2019, respondió a una pregunta sobre el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo con un irónico "¿Quién es Pompeo? No lo conozco".

En 2011, pocos meses después del inicio del conflicto sirio, Estados Unidos adoptó sanciones en su contra por "ocultar los actos horribles del régimen" y repetir "el refrán de la conspiración internacional".

Mouallem fue embajador sirio en Estados Unidos de 1990 a 1999. En esa época participó en negociaciones entre Siria e Israel que no dieron ningún resultado.

Durante su carrera diplomática, Mouallem estuvo destacado en Arabia Saudita, España, Reino Unido y Rumania.

Pero, durante la guerra, sus principales viajes diplomáticos fueron a Rusia e Irán, principales aliados de Siria en el conflicto.

Walid Mouallem estaba casado y era padre de tres hijos.

Escribió varios libros de historia sobre Siria y uno sobre el conflicto palestino.

bur/lar/tgg/tp/zm/mar