Muere buscando discos voladores en un lago con un aviso de caimanes

·2 min de lectura

Un hombre de unos 47 años y aún sin identificar ha sido hallado muerto en un lago en Florida en el que hay colocada una señal de aviso ante la posible presencia de caimanes en el mismo. Según publica Tampa Bay Times, en un principio se pensó que se había ahogado, pero el cuerpo presenta heridas y se baraja la posibilidad de que fuese atacado por un animal cuando entró en el agua en busca de frisbees.

El suceso tuvo lugar en el lago del John S. Taylor Park de Florida, en la imagen. (Foto: Getty Images)
El suceso tuvo lugar en el lago del John S. Taylor Park de Florida, en la imagen. (Foto: Getty Images)

El hallazgo se produjo este martes en John S. Taylor Park. La Policía de Largo, señala el citado medio local, cree que el hombre podría haber sido mordido por un caimán cuando se metió en el lago situado al lado de un campo de golf de disco. Este es un deporte que se practica de manera similar al golf, pero que usa ‘frisbees’ en lugar de pelotas.

Algunos testigos que se encontraban en la zona han asegurado que vieron a un caimán cerca del cuerpo y la policía llamó a la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida solicitando su ayuda, como ha precisado el oficial Forest Rothchild. Ha sido este agente quien ha explicado que en un primer momento se pensó que la causa del fallecimiento había sido el ahogamiento, pero después vieron lesiones en su cuerpo.

En el lago hay una señal de advertencia ante la posibilidad de que en el agua haya caimanes y carteles avisando de que no se puede nadar. Mientras los investigadores intentan esclarecer las circunstancias del suceso y la identidad del hombre fallecido, un cazador autorizado intenta localizar al animal.

Charlie Goodpasture, dueño de un campo de golf de disco, explicó a Tampa Bay Times que “es algo sobre lo que les advierto a las personas cuando vienen a la ciudad, solo porque los lugareños sabemos que hay bastantes caimanes allí”. También ha comentado que cree conocer al fallecido por haberlo visto por la zona. Su teoría es que se metió en el agua para recuperar discos voladores, que nuevos pueden llegar a costar entre 20 y 30 dólares.

Ken Hostnick, un jugador habitual de disc golf en Taylor Park y que estaba en el parque el martes, comentó, en referencia al fallecido, que “estas son personas que tienen mala suerte. A veces se sumergen en los lagos, sacan 40 discos. Puedes venderlos por cinco dólares la pieza, y puedes venderlos por 10 dólares la pieza, dependiendo de la calidad”.

Aunque es habitual ver caimanes en Florida en lugares donde hay agua, lo cierto es que los ataques no son frecuentes. El consejo es mantenerse alejado de ellos y estar atentos a las señales que alertan de su posible presencia.

EN VÍDEO | La casa de esta familia es protegida por un cocodrilo gigante

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente