La muda de piel de una serpiente como nunca la has visto

El proceso por el que los reptiles mudan su piel es un fenómeno complejo y sorprendente, especialmente en el caso de las serpientes, que lo hacen muy rápido y de una sola pieza. No es fácil tener la fortuna de poder observar este momento, y menos de verlo tan detenidamente y de una forma tan clara como en el vídeo que ha grabado una mujer rusa de una extraña y peligrosa especie de cobra.

Lika Ivanova es se dedica profesionalmente al cuidado de reptiles e insectos, y uno de sus más preciados ejemplares es una Naja Nigricollis o cobra escupidora de cuello negro, una especie venenosa originaria de África. La herpetóloga llevaba tiempo queriendo pillarla en el momento de la muda, como ha reconocido en la propia publicación, y finalmente esta vez consiguió captarlo en vídeo.

En las imágenes, se ve cómo la cobra, que se encuentra en su terrario, ha empezado a desprenderse de su piel por la cabeza. En un movimiento igual al que hacen estos animales en la naturaleza, se frota contra la pared para irla desprendiendo. Cuando el proceso de la muda ya está en la parte central de su cuerpo, comienza a contraerse y va dejando atrás la parte externa de su epidermis, a una velocidad considerable. Aunque el proceso no se ve completo, en pocos segundos se ha liberado de la mitad de su antigua piel.

La muda o exuvia de los reptiles está directamente relacionada con su crecimiento. La cubierta escamosa es una protección para estos animales, que al ir creciendo también necesitan que lo haga esta coraza formada principalmente de queratina. En el caso de tortugas o cocodrilos, el cambio se produce en pequeñas porciones, pero los lagartos y las serpientes lo hacen de una sola vez. En serpientes, es especialmente vistoso por la velocidad a la que se produce.

La mujer que ha subido el vídeo, Lika Ivanova, es un herpetóloga que suele compartir en su cuenta de Instagram @lika_pxl imágenes de lagartos, serpientes y otras especies, como enormes tarántulas, con las que ya suma más de 65.000 seguidores.

Una de sus últimas publicaciones es la de la cobra escupidora de cuello negro, una especie de serpiente venenosa cuya mordedura puede llegar a causar la muerte, aunque no es algo común. Su venenosa mordedura causa importantes hemorragias internas, necrosis en la zona y dificultad para respirar, como efecto de las toxinas. Además de la mordida, se la conoce como “escupidora” porque la parte delantera de sus colmillos, conectada al canal del veneno, puede expulsar esta sustancia a una distancia de hasta tres metros, lo que causa quemaduras y pérdida temporal de la visión. La longitud de esta cobra va del 1,20 metros a 2,20.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente