Mozambique: yihadistas "decapitan a más de 50 personas"

Redacción - BBC News Mundo
·2 min de lectura
Foto de archivo de agosto de 2019.
Cientos de miles de personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares a causa de la insurgencia en Mozambique (foto de archivo).

Unos militantes islamistas decapitaron a más de 50 personas en el norte de Mozambique en lo que la agencia de noticias estatal señala fueron tres días de violencia.

Los militantes convirtieron un campo de fútbol en la aldea de Muatide en un "campo de ejecución" donde decapitaron y mutilaron más de 50 cuerpos, según otros reportes.

Los aldeanos que intentaron huir fueron capturados y llevados al campo de fútbol local donde fueron decapitados y cortados en pedazos, en una atrocidad llevada a cabo desde el viernes por la noche hasta el domingo.

Otras personas también fueron decapitadas en otra aldea hacía unos días, según informaron medios estatales.

Estas decapitaciones son las últimas de una serie de ataques islamistas en Cabo Delgado, una provincia rica en gas.

Desde 2017, hasta 2.000 personas han muerto y unas 430.000 han quedado sin hogar en el conflicto en la provincia, que es mayoritariamente musulmana.

Los militantes están vinculados al grupo Estado Islámico (EI), lo que le da a esta organización un punto de apoyo en el sur de África.

El grupo ha aprovechado la pobreza y el desempleo de la región para reclutar a jóvenes en su lucha por establecer un gobierno islámico en la zona.

Muchos lugareños se quejan de haberse beneficiado poco de las industrias de rubí y gas de la provincia.

Más ataques

José Tembe, corresponsal de la BBC en Mozambique, informa desde la capital, Maputo, que el último ataque fue probablemente el peor.

Mapa de Mozambique
Mapa de Mozambique

Además, en la aldea de Nanjaba, unos hombres armados dispararon y prendieron fuego a las casas mientras gritaban "Allahu Akbar" ("Dios es el más grande", en español), el viernes por la noche, dijeron los sobrevivientes, según la Agencia de Noticias de Mozambique.

Dos personas fueron decapitadas en el pueblo y varias mujeres secuestradas, agregó la agencia de noticias.

Mucha gente está consternada y está pidiendo una resolución pacífica del conflicto, dice también Tembe, de la BBC.

El gobierno de Mozambique ha pedido ayuda internacional para frenar la insurgencia y dice que sus tropas necesitan entrenamiento especializado.

En abril, más de 50 personas fueron decapitadas o asesinadas a tiros en un ataque a otra aldea en Cabo Delgado y, a principios de noviembre, nueve personas fueron decapitadas en la misma provincia.

Grupos de derechos humanos dicen que las fuerzas de seguridad de Mozambique también han cometido abusos, como arrestos arbitrarios, torturas y asesinatos, durante las operaciones para frenar la insurgencia.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.