El Movimiento 5 Estrellas busca renovarse para volver a convencer a Italia

Agencia EFE
·3 min de lectura

Roma, 14 nov (EFE).- El partido italiano Movimiento 5 Estrellas (M5S) celebra este fin de semana unos "Estados Generales" con los que aspira a renovar su ideario y objetivos, dada la notable erosión electoral que ha sufrido en estos dos años y medio en el Gobierno.

En el último mes la formación ha celebrado en su plataforma de internet, su habitual medio de decisión, casi 170 reuniones con unos ocho mil militantes de todas las regiones del país para recabar sus ideas y propuestas para el movimiento del futuro más próximo.

Este fin de semana celebrará unos "Estados Generales" en los que intervendrán en privado unos treinta afiliados elegidos previamente y el evento concluirá mañana domingo con un debate público y telemático en el que hablarán los exponentes del partido.

Entre quienes tomarán mañana la palabra estará el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, muy próximo al partido y al que muchos ven como un posible líder dada su popularidad.

Pero también los representantes de las corrientes de la formación, como el actual ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, y el exdiputado Alessandro Di Battista.

El primero, líder del M5S hasta enero de este año, cuando dimitió asediado por los malos datos electorales, representa la faceta más "gubernamental" e institucional del partido, mientras que el segundo es partidario de conservar sus dogmas antisistema fundacionales.

Este congreso de dos días se articulará en tres paneles dedicados a establecer la agenda política de la formación, a su organización y a sus reglas y principios éticos.

Así, se espera que de este encuentro emerja un documento con los nuevos objetivos que previsiblemente será votado por la militancia próximamente.

Sobre todo deberá aclarar la forma de liderazgo del M5S, regido desde la salida de Di Maio por el "gerente" temporal Vito Crimi. Los medios apuntan a la posibilidad de que se opte por un directorio de varios representantes de cada facción con un portavoz común.

"Todo cambio es difícil pero necesario para crecer, evolucionar e innovar. Estos 'Estados Generales' son el momento de dar un gran paso adelante y aceptar los nuevos retos del futuro", ha animado Crimi.

El Cinco Estrellas fue fundado por el cómico Beppe Grillo en 2009, en plena crisis económica, como un partido que rechazaba a la "casta" política a derecha e izquierda y que aspiraba a entrar al Parlamento y abrirlo "como una lata de atún" a la ciudadanía.

Y lo lograron. En las elecciones de 2013 aquel partido de principiantes fue la segunda fuerza del país, por detrás del Partido Demócrata (PD, centroizquierda), y en las de 2018, las de la actual legislatura, fueron el partido más votado del país con en torno al 32 % de las papeletas.

De este modo el Cinco Estrellas llegó al Gobierno, primero en coalición con la ultraderechista Liga de Matteo Salvini y después con el PD y otros partidos de izquierda, con los que hoy gobiernan.

No obstante, la llegada al poder ha erosionado al M5S. No solo porque ha tenido que desdecir - o al menos aparcar- algunos de sus planteamientos más radicales del inicio, como el rechazo al euro, sino también por sus alianzas, con Salvini hasta agosto de 2019 y luego con el centroizquierda al que tanto antes habían criticado.

Por ello, entre otras razones, desde aquellos días de gloria no levanta cabeza y ha venido sufriendo sonoros batacazos electorales en comicios locales y regionales que no han hecho más que cuestionar su liderazgo y sus objetivos y azuzar sus divisiones internas.

Una ausencia sonada en los "Estados Generales" es la del empresario Davide Casaleggio, el influyente hijo del cofundador del partido, el difundo Gianroberto Casaleggio, quien ha denunciado la falta de transparencia del evento.

(c) Agencia EFE