Las hijas del ladrón muerto por el joven Borja rechazan suspender la prisión

EFE

Las hijas del ladrón a quien mató el joven Borja en Fuengirola (Málaga) rechazan suspender la ejecución de su pena de dos años de prisión debido al impago de 174.000 euros de la indemnización por lo ocurrido en 2015, tras un forcejeo después de que la víctima arrebatara el bolso a una mujer que iba al trabajo.

El abogado que las representa y ejerce la acusación particular en el caso del joven Borja, Enrique Agüera, ha defendido este jueves que “tienen derecho a ser indemnizadas”, frente a las críticas en las que a ellas “las califican de peseteras porque están dispuestas a que no entre en prisión si paga la indemnización”.

Ha explicado que se opusieron a la suspensión por entender que no se cumple con una de las tres condiciones del artículo 81 del Código Penal “en perjuicio del derecho de las clientas a ser resarcidas con el importe de la responsabilidad civil fijada en la sentencia”.

Agüera ha recordado los requisitos para suspender una pena: “que no hayan delinquido con anterioridad, que no tengan antecedentes; penas que no superen los dos años y que tengan cumplida o abonada la responsabilidad civil”.

“Si esas tres condiciones se cumplen, tienen derecho a la suspensión de la condena; lo establece la ley y la ley hay que respetarla”, ha destacado para añadir que “Borja tiene derecho a pedir la suspensión de la pena si concurren los tres requisitos”.

Ha advertido de que “el sentido del tercer requisito es dar cumplimiento al derecho de las víctimas de delitos a ser resarcidas de los daños y perjuicios derivados del delito” y ha recordado que el juez aceptó la posición de la Fiscalía y de la acusación particular en la fijación de la responsabilidad civil.

Asegura que no se le ha trasladado el informe del fiscal a favor de la suspensión del ingreso en prisión solicitada por la defensa, posición del ministerio público que precisa que no es vinculante, y espera que el juzgado resuelva al respecto.

El letrado ha...

Sigue leyendo en El HuffPost