Para muchos mormones de EEUU, Trump es demasiado impresentable

Laurent BANGUET
·4 min de lectura
El histórico templo de Salt Lake Temple, en el estado de Utah, sede de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en una una foto tomada el 1 de noviembre de 2016

Para muchos mormones de EEUU, Trump es demasiado impresentable

El histórico templo de Salt Lake Temple, en el estado de Utah, sede de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en una una foto tomada el 1 de noviembre de 2016

Los mormones de Estados Unidos se han inclinado habitualmente por los republicanos, pero algunos miembros de esta iglesia conservadora, desanimados por el presidente Donald Trump, están cambiando de bando y respaldando al veterano demócrata Joe Biden. 

El apoyo a Trump entre los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que enfatiza los valores familiares y la moral, ha caído, especialmente entre las mujeres. 

Analistas sostienen que ello podría tener un impacto significativo en estados clave, en particular Arizona y Nevada, donde los mormones representan el 6% de la población. 

"Hay cosas de Biden con las que no estoy de acuerdo, pero creo que es más importante no votar por Trump", dijo Melarie Wheat, una madre de cinco hijos de 36 años que vive en el estado occidental de Utah, donde los mormones tienen su sede. 

En 2016, Wheat votó por el candidato independiente Evan McMullin, que es mormón, ya que Trump y su rival demócrata, Hillary Clinton, la decepcionaron. 

En los cuatro años transcurridos desde entonces, Trump ha hecho poco para cambiar la opinión que Wheat tenía sobre él.

"Pensé: 'bueno, tal vez llegue a la presidencia, baje el tono y siga políticas conservadoras y sea un buen líder", dijo a la AFP. "Pero no, eso es lo que era", agregó. 

Al presidente "le gusta burlarse de la gente y dividir y no respeta a las mujeres. No respeta a los refugiados, a los inmigrantes ni a las minorías", subrayó. 

Como Wheat, muchos otros mormones están hartos de la retórica y el comportamiento de Trump, que está en desacuerdo con las enseñanzas de la iglesia sobre sexo, lenguaje soez, empatía y humildad. 

El mes pasado, McMullin, quien en 2016 terminó tercero en las elecciones en Utah detrás de Trump pero no muy por detrás de Clinton, instó a sus seguidores a respaldar a Biden. 

"Unas palabras para mis compañeros conservadores y republicanos de principios: votar por Biden no significa que se esté de acuerdo con cada posición que toma o que uno no pueda oponerse a sus decisiones como presidente", escribió en Twitter. 

"Simplemente significa que se dará prioridad a la Constitución, la verdad y la decencia en esta elección", añadió.

El senador republicano Mitt Romney, uno de los miembros más famosos de la iglesia mormona y que se ha enfrentado reiteradamente a Trump, también dijo esta semana que no respaldaba al presidente. 

"No voté por el presidente Trump", dijo a CNN Romney, quien emitió su voto anticipado en Utah antes de la contienda del 3 de noviembre, aunque se negó a decir si había respaldado a Biden. 

- Trump trajo "caos" -

Tal falta de entusiasmo entre los mormones podría inclinar la balanza a favor de Biden en Arizona, donde 400.000 personas se reconocen en esa iglesia y donde Trump ganó en 2016 por solo 91.000 votos. 

Entre quienes esperan tal resultado se encuentra Dan Barker, un juez retirado de 67 años y republicano de toda la vida que, junto con su cónyuge, fundó la asociación Republicanos de Arizona por Biden. 

"Como cristiano, miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, creo que Trump debe tratar a las personas con respeto", dijo Barker a la AFP al explicar su aversión al actual mandatario. 

Indicó que apoyaba a Biden porque el exvicepresidente de 77 años reflejaba los valores mormones mucho más que Trump. 

"Él mismo es una persona de fe y, en comparación con Trump, es un modelo a seguir más fuerte, tanto para los jóvenes como para los adultos", señaló, y agregó que incluso las políticas de Trump sobre el aborto no podían hacerle cambiar de opinión. 

"Si los dos candidatos fueran iguales, yo votaría por el que se opone al aborto", dijo. 

"Pero no son iguales. Uno de ellos, desde mi perspectiva, construirá y fortalecerá nuestra democracia, mientras que el otro, si continúa por este camino, tendrá un impacto extremadamente negativo sobre nuestra democracia", agregó. 

Andrea Dalton, residente de Tucson, Arizona, de 38 años, dijo que numerosos mormones como ella habían creído inicialmente en la promesa de Trump de sacudir el sistema. 

Sin embargo, en los últimos cuatro años, "la sacudida se convirtió en caos", destacó. 

"Creo que Trump ha presionado a muchas personas que no se hubieran imaginado votando por los demócratas. Lo veo en mi propia familia. Mi padrastro era uno de los televidentes fanáticos de Fox News ... pero no respeta a Donald Trump. Cree que es un mentiroso".

ban/jz/sst/dg/dga