La morada real pero discreta donde vivirá Juan Carlos I a sus anchas si vuelve a España

·3 min de lectura
King Juan Carlos of Spain  waits for President of Chile Sebastian Pinera at Pardo palace in Madrid on March 7, 2011. Sebastian Ponera starts today a three day state visit in Spain.  AFP PHOTO/ PIERRE-PHILIPPE MARCOU (Photo by Pierre-Philippe MARCOU / AFP) (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images)
Juan Carlos I quiere volver a Zarzuela pero ya le habrían buscado sitio fuera de Madrid (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP via Getty Images)

Por Navidad no pudo ser y a Juan Carlos I le corre prisa volver a España. El rey emérito lleva ya mucho tiempo en el exilio impuesto por su hijo, Felipe VI, en Abu Dabi y planeaba su regreso como el turrón, por Navidad.

Sin embargo el rey no pierde la esperanza y, según lo publicado, sus hijas Cristina y Elena están mediando para encontrarle un buen hogar cuando regrese a nuestro país. Él quiere volver a Zarzuela, el sitio que cree que le pertenece y en el cual quiere morir.

Por lo visto Felipe VI y Letizia Ortiz no están por la labor de que Juan Carlos I vuelva a residir en el palacio así que las infantas habrían preguntado a adineradas familias afines por si le cedían al monarca una morada en la que quedarse.

Pero ahora parece ser que ya hay lugar, aunque no fecha, para el regreso del todavía marido de Doña Sofía y es nada menos que La Granja de San Ildefonso, situada en Segovia. Así lo ha hecho público la periodista Beatriz Cortázar en esRadio.

Juan Carlos I vivirá en La Granja de San Ildefonso en Segovia (patrimonionacional.es)
Juan Carlos I vivirá en La Granja de San Ildefonso en Segovia (patrimonionacional.es)

El retorno de Juan Carlos I pretende ser antes de verano y de un modo discreto (cosa imposible con la atención que despierta en la prensa y la ciudadanía) y será en el palacio de La Granja donde el emérito pasará sus días a los 84 años.

Allí estará bastante separado del núcleo central de la monarquía, es decir, su hijo, su nuera y sus nietas. De este modo se aseguran que su mala imagen actual tras todas las polémicas y presuntas tramas de corrupción no salpiquen la imagen de Casa Real más de lo debido.

Desde La Granja el monarca vivirá a una hora en coche del Palacio Real, su antigua residencia cuando era Rey. Está cerca de Madrid pero, a la vez, suficientemente retirado del apogeo dado que es una zona muy tranquila y protegida.

La Granja de San Ildefonso es, según recoge Patrimonio Nacional un conjunto declarado Histórico Monumental y una de las mejores muestras del esplendor monárquico del siglo XVIII. Allí levantó el palacio en 1720 el primer Borbón que reinó en España, Felipe V y no solo hizo construir el que será el futuro hogar del emérito sino también sus espectaculares jardines y fuentes de piedra y mármol.

Los jardines son obra y diseño de René Carlier y las obras de palacio fueron encargadas a Teodoro Ardemans. Hoy en día se puede visitar dicho lugar que consta, principalmente de dos enormes plantas.

Los espectaculares jardines son obra de un arquitecto francés (patrimonionacional.es)
Los espectaculares jardines son obra de un arquitecto francés (patrimonionacional.es)
Cuenta con salones de mármol y frescos de hace siglos (patrimonionacional.es)
Cuenta con salones de mármol y frescos de hace siglos (patrimonionacional.es)
A día de hoy se puede visitar a modo de turismo (patrimonionacional.es)
A día de hoy se puede visitar a modo de turismo (patrimonionacional.es)

En la planta principal están las habitaciones privadas de los Reyes de la época: el dormitorio de sus majestades, el salón de lacas, el gabinete de espejos y la galería de retratos.

En la planta baja hay otras estancias dedicadas al arte como la sala de los mármoles, la sala de Hércules, la de la fuente de Galatea o la de la justicia. Es un lugar con todo tipo de lujos y mucha historia a sus espaldas, ideal para el retiro ‘digno’ y en España que tanto ansía Juan Carlos.

Ahora que conocemos la ubicación en la que el emérito terminará sus días solo falta que se haga pública (o mejor dicho, que se filtre) la fecha para su retorno que, según Cortázar, no será inminente pero sí planificado. Si es antes de verano, pero no ahora mismo, podría tener lugar sobre los meses de abril y mayo y no estará libre de polémica, así que, por el momento, hay que esperar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente