Moody's advierte que el riesgo de incumplimiento de Argentina es aún alto

Agencia EFE
·3 min de lectura

Buenos Aires, 6 abr (EFE).- La calificadora Moody's advirtió este martes que el riesgo de un nuevo cese de pagos de la deuda externa de Argentina en manos de acreedores privados seguirá siendo alto en ausencia de un acuerdo de refinanciación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y un cambio de las políticas macroeconómicas del país suramericano.

La agencia sostuvo en un informe que el riesgo de incumplimiento permanece latente a pesar del apoyo temporal que representará una financiación externa adicional proveniente de los derechos especiales de giro (DEG) que le otorgaría el FMI a Argentina y de los recursos que el país podría lograr por el aumento de los precios internacionales de la soja, su principal producto de exportación.

El pasado 23 de marzo, los directores ejecutivos del FMI discutieron una nueva asignación de DEG a los socios del organismo por 650.000 millones de dólares para reforzar las reservas monetarias de los países y contribuir a la recuperación económica tras el golpe que ha supuesto la pandemia de covid-19.

De ser aprobada, algo que Moody's considera "muy probable", la asignación de DEG inyectará unos 4.300 millones de dólares a las limitadas reservas monetarias de Argentina, que actualmente rondan los 39.645 millones de dólares.

Pero pese a esta financiación adicional y al repunte en los precios de la soja, para Moody's el riesgo de incumplimiento de la deuda externa privada seguirá siendo alto mientras no se logre un acuerdo con el FMI y haya un cambio en la política macroeconómica de Argentina, algo que la calificadora cree que no se materializará este año dadas las elecciones legislativas previstas para octubre próximo en el país suramericano.

Argentina debe afrontar dos pagos de capital al FMI por 1.910 millones de dólares en septiembre y diciembre y un pago de 2.240 millones al Club de París en mayo próximo.

Moody's señala en su informe que la asignación de los DEG por 4.300 millones es suficiente para pagar a uno de estos dos acreedores y cree que el Gobierno de Alberto Fernández probablemente opte por cumplir con sus obligaciones con el FMI, con el que Argentina negocia un acuerdo para refinanciar deudas por unos 44.000 millones de dólares.

Respecto a estas negociaciones, el informe indica que, aunque los detalles dados a conocer son limitados, Argentina propone llegar a un programa de facilidades extendidas para saldar la deuda en un plazo de diez años, pero comenzando a pagar en 2026.

Además, Argentina buscaría lograr el superávit fiscal primario en tres años, pero sin incluir en un potencial acuerdo metas fiscales obligatorias ni cambios en los planes económicos internos, algo que se aleja de lo que tradicionalmente ha aceptado el organismo en sus programas.

Moody's cree "se necesitará tiempo para salvar las diferencias significativas entre las dos partes".

El informe observó que la prima de riesgo de Argentina, país que logró reestructurar unos bonos en moneda extranjera de ley extranjera y local por unos 100.000 millones de dólares el año pasado, ha crecido reflejando el bloqueo virtual de los mercados internacionales de capital a Argentina, que probablemente persista mientras no haya un acuerdo con el Fondo y un cambio "creíble" en la "política macrofiscal que reconstruya la confianza de los inversores".

"Sin acceso a apoyo financiero externo y con reservas monetarias limitadas, esperamos que el riesgo de incumplimiento aumente gradualmente junto con el monto de los reembolsos de la deuda externa a los acreedores privados el próximo año", concluye el informe. EFE

(c) Agencia EFE