Montero no teme represalias de Trump: se tramitará la tasa Google

Redacción El HuffPost / Europa Press

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha rechazado que el Gobierno se encuentre preocupado por posibles represalias por impulsar a nivel nacional un nuevo impuesto los servicios digitales, conocido comúnmente como ‘tasa Google’, y ha asegurado que volverá a llevarlo al Congreso cuando vuelva a constituirse el Ejecutivo.

En declaraciones a los medios de comunicación en el Ministerio de Hacienda, Montero ha asegurado que no han recibido “directamente ningún tipo de contacto, o de amenaza o de advertencia de nadie” y cree que esta posible amenaza “es un término más periodístico que diplomático”.

“En todo caso, las relaciones con Estados Unidos irían por la vía diplomática, y eso tiene su recorrido y su circuito, pero no ha sido esta la cuestión”, ha apostillado Montero, recordando en todo caso que, al poner en marcha Francia una tasa similar, el país norteamericano “reaccionó trasladando su negativa”. “De la misma manera, entiendo que podría comunicar o transmitir en España”, ha dicho.

En todo caso, la ministra ha subrayado que “no es admisible que en el siglo XXI haya ningún país, Estado, o fuerza política que vía amenaza o coacciones, plantee su disconformidad o negativa a que se ponga en marcha una fiscalidad del siglo XXI”.

 

“El trabajo es de tramitación”

En este sentido, ha abundado que “esa hoja de ruta sigue firme”, y en ella ha mencionado todos los cambios fiscales incluidos en el fallido proyecto de Presupuestos de 2019, como la subida al diésel, y los tres proyectos de ley llevados por la propia Montero al Congreso antes de su disolución por la convocatoria anticipada de elecciones: el Impuesto de Transacciones Financieras, la nueva ley de lucha contra el fraude y el Impuesto a los Servicios Digitales.

“En el momento en el que el Gobierno esté en pleno rendimiento, va a promover nuevamente en el Congreso la tramitación de las tres leyes que estaban en marcha”, ha insistido

Sigue leyendo en El HuffPost